Nacionales

Medidas del BCP para salvar la economía: explican cada una

La reducción de la tasa de la política monetaria, los cambios en el encaje legal, el refinanciamiento y la reestructuración de créditos son las medidas que implementa el Banco Central del Paraguay para el apoyo a la economía nacional. La entidad explicó qué implicará cada una de ellas.

  • 21/03/2020 • 12:44
El Banco Central del Paraguay implementpo nuevas medidas.

¿QUÉ SIGNIFCA LA REDUCCIÓN DE LA TASA DE POLÍTICA MONETARIA?

El Banco Central del Paraguay bajó la del 4% al 3.25 % la Tasa de Política Monetaria, la cual constituye la referencia que utiliza la entidad financiera para conducir la política monetaria a un objetivo de inflación.

Con esta reducción se espera que también los bancos comerciales reduzcan sus tasas de interés, con lo que a su vez hará que las familias y empresas de cualquier tamaño accedan a recursos financieros de una manera más fácil y barata.

Al mismo tiempo, esto permite que las familias decidan destinar este dinero a la inversión y al consumo, con lo que se produce un aumento del gasto total de la economía.

En síntesis: cuando la tasa de interés de mercado baja provoca que la inversión, el crédito, el consumo y la actividad económica suban.

¿QUÉ ES EL ENCAJE LEGAL Y QUÉ CAMBIOS SE APLICARÁN?

El encaje legal corresponde al porcentaje obligatorio de dinero que los bancos mantienen en reservas líquidas en el BCP, entidad que posee la capacidad de regular este nivel de encaje. Ese dinero no puede utilizarse para préstamos ni inversiones.

La nueva disposición durante esta pandemia es que los bancos y financieras podrán disponer de hasta el 2 % del encaje aplicado sobre los depósitos a la vista y los de dos hasta 360 días de plazo, a fin de ganar mayor liquidez para sus actividades financieras y satisfacer los requerimientos de sus clientes.

¿QUIÉNES PODRÁN REFINANCIAR, RENEGOCIAR Y REESTRUCTURAR SUS CRÉDITOS?

Las empresas y personas que al 29 de febrero no presenten un atraso superior a 30 días, podrán acceder a un plan de refinanciación hasta el 31 de diciembre del 2020, plazo durante el cual podrán acomodar las cuotas, según la viabilidad financiera de sus créditos.

Se podrán hacer renovaciones, refinanciaciones o reestructuraciones del capital para aquellos cuyos ingresos hayan sido afectados por las medidas relacionadas a la pandemia del coronavirus. Esto implica interrumpir el cómputo del plazo de la mora, sin alterar la calificación crediticia, para así dejar que siga siendo sujeto de crédito.

Cada banco o financiera guiará a su cliente en el proceso y no le exigirá ninguna documentación adicional o nueva. Con esto se elimina la obligación de cancelar la deuda en la fecha originalmente pactada para extender los plazos y obtener periodos de gracias de hasta un año.

Para acceder a todos estos beneficios el Banco Central recomienda contactar con la entidad con la que tiene la deuda, explicar con sinceridad la dificultad para incumplir con el pago y pedir el asesoramiento para adecuar el plan según la capacidad y disponibilidad económica del usuario. Fuente: HOY.