Nacionales

Sobrevivir a la cuarentena en pareja: convivencia prolongada puede desnudar falencias no resueltas

El compartir más tiempo en casa por el aislamiento social ante el coronavirus puede mostrar la otra cara de la moneda de la real vida de pareja que se construyó o no de a dos.​

  • 18/03/2020 • 11:39
Este es un momento para seguir construyendo o reconstruir de a dos. Foto: Ilustrativa

Las familias están viviendo un momento hasta novedoso desde la suspensión de actividades que aglomeren personas por lo que las habituales salidas están restringidas y esto se va extendiendo dejando como única opción pasar más horas de lo habitual en casa lo que implica compartir, conversar y vivir más de cerca la convivencia, situación que no ocurre con el trajín diario.

La pareja con o sin hijos no está exenta de esta realidad y es un momento para seguir construyendo juntos o todo lo contrario.

El psicólogo Osvaldo González explica que la cuarentena puede desnudar una falencia no resuelta en la pareja que es compartir, conversar y convivir muy de cerca y llegar a la conclusión de que no había vida de pareja entre ambos.

Con respecto a los matrimonios, destacó que por lo general los que tienen hijos dejan de lado la vida de pareja y solo pasan a ser padres, no salen juntos ni tienen momentos de intimidad.

“Cuando es un matrimonio con hijos dejan su vida de pareja y ya no cumplen dos roles, de pareja y de padres y es un grave error”, afirmó el profesional.

Y este es un momento de darse cuenta que la vida de pareja no existe, son mamá y papá pero no pareja, no la alimentaron ni construyeron juntos una relación y esta termina muriendo.

“Hay parejas o matrimonios que viven juntos pero esta situación los obliga a convivir hasta de manera forzada y es como que ese ritual de fin de semana, la esposa en la casa o con sus padres y el marido con los amigos, el asado y el fútbol no se cumple ahora como siempre y se ven obligados a compartir con alguien que en realidad no conocen”, indicó.

González señaló que existen parejas que están juntas hace 10 años y cuando se les consulta cuándo fue la última vez que tuvieron una salida juntos no lo recuerdan o fue hace 8 años y si no volvieron a estar solos en todo ese tiempo no se compartió nada. También hay casos de parejas que viven bajo el mismo techo pero ya ni la cama comparten y son situaciones que van agravando el panorama.

“Sí, viven juntos, van al trabajo, vuelven, tienen relaciones sexuales pero no hay un compartir y todo está centrado en los hijos”, apuntó.

El profesional a aprovechar este tiempo para reencontrarse con sus parejas, hablar, saber cómo se sienten no como padres sino como pareja y quitarle el lado positivo del tiempo que se tiene para compartir y buscar la unión real de la pareja con un plan de acción. Fuente: HOY.