Nacionales

Falta de agua es por alto consumo, ubicación y sequía, según la Essap

Una queja masiva por la falta de agua potable se registra en varios barrios de Asunción y área metropolitana. Usuarios cuestionan que mientras la principal recomendación para prevenir la propagación del coronavirus es el lavado de manos, el servicio del vital líquido es irregular. La crisis de faltante se da ante alto consumo, ubicación y sequía, afirman desde la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (Essap).

  • 10/03/2020 • 09:56
Faltante. Niños de la zona de Santa Ana sufren la falta de agua en sus casas y escuelas.

Los reportes de falta de abastecimiento en Asunción se dan principalmente en las zonas de Nazareth, Obrero y Bañado Sur. En Sajonia, zona de San Antonio, los moradores reclaman la baja presión.

En Fernando de la Mora y Luque también denuncian que no cuentan con el servicio desde la semana pasada.

En este último municipio, varios usuarios reclamaron a través de las redes sociales que siguen sin agua a pesar de que ya culminó el corte programado de Essap para la instalación de la nueva bomba de toma de agua cruda en la planta de tratamiento de Viñas Cué. Desmintieron la versión de autoridades sobre la reposición del servicio.

ALTA DEMANDA. El masivo consumo en zona alta es uno de los motivos, argumentó el gerente general de la Essap, Carlos Antonio López, específicamente sobre el caso del barrio Obrero.

“Sacamos todo lo que podemos de la planta, pero no abastece. Hace mucho tiempo no llueve y la temperatura es elevada, entonces hay mucho consumo y el nivel normal en los tanques no se estabiliza. En el Bañado sufren más por estar en zonas periféricas; ya que se consume todo el agua antes de que llegue al lugar”.

Para dichos casos sostuvo que envían camiones cisternas para cargar los tanques, pero agregó que la situación se regularizaría recién cuando baje el consumo.

López señaló que está en proceso la instalación de nuevas bombas para toma de agua cruda. Afirmó que se prevé colocar próximamente otras dos más, que ya están en camino, y para julio completarían las cinco previstas. El tratamiento de agua es de 18.000 m3 por hora, mientras que la capacidad es solo de 16.000 m3, según el funcionario. De toda el agua tratada se registra además un 41% no contabilizada por cañerías rotas, instalaciones clandestinas y pérdidas comerciales, es decir, medidores alterados. Fuente: ULTIMAHORA.