Deportes

Olimpia juega mal y ya parece una película de terror

A Olimpia lo salvó definitivamente la fortuna. No le salió nada, estuvo siempre en desventaja ante un sencillo River Plate que nunca dejó de estar sereno pero un penal le dio un empate que representa una contingencia ante la falta de buen rendimiento.

  • 09/03/2020 • 10:29
Olimpia arrastra un mal rendimiento. Esta vez, por pura fortuna no perdió con River Plate, que con un planteamiento sencillo lo complicó hasta los últimos segundos (@CopadePrimera)

El resultado fue de 1-1. Un empate hasta fortuito, porque el gol de la paridad se da en tiempo añadido con un penal repetido.

Jorge Recalde, el autor del gol, expulsado luego por festejar con obsceno desahogo pateó el primer tiro de forma displicente pero se adelantó y en la repetición mejoró el disparo.

Hasta en eso tuvo mala suerte. Ni el primer penal convirtió pero Gavilán falló técnicamente para posibilitar el gol que los salvó de la horca.

Eso porque una vez más, Olimpia jugó prácticamente sin libreto. Enredados, desdibujados, forzando a Emmanuel Adebayor a hacer magia por abajo y jugar por arriba y dejando huecos atrás que la ofensiva de River aprovechó a los 63’ tras un contragolpe de Marcelo González.

Fue un gol que aumentó el desespero y obligó a Daniel Garnero a resignar la marca y reforzar el ataque con Roque Santacruz.

Desde allí empezó a cambiar el trámite pero sin siquiera ser muy notorio. Bombeó a River con centrazos, con cambios de frente y algunos bochazos sin dirección.

Así, a los empellones conquistó el amargo empate que deja demasiada bronca en campamento franjeado. Es el reflejo de la flaca producción que ya afecta a la Libertadores y genera más dudas que certidumbres.

Es que Olimpia, lisa y llanamente anda jugando mal. Y termina con oxígeno ante rivales teóricamente accesibles pero que con mayor disciplina como la que tuvo River lo complica una barbaridad. Fuente: HOY.