Internacionales

Chile: jóvenes sin ojos, muertos y gases tóxicos no logran parar las protestas

El número de fallecidos durante el estallido social que vive Chile desde hace un mes ascendió a 23, en tanto más de 200 personas han sido heridas en los ojos por la represión de los carabineros que disparan “directo a la cara”, según denuncian organismos de derechos humanos.

  • 18/11/2019 • 17:16
Más de 200 personas han sido heridas en los ojos. Foto:El Tiempo

La crisis chilena, que cumple hoy lunes un mes se convirtió en un clamor popular contra el desigual modelo económico del país, la represión y el Gobierno, que decretó el estado de emergencia y un toque de queda durante los primeros días.

Las protestas, las más graves desde el retorno de la democracia en 1990, han dejado además episodios de violencia extrema, con saqueos, incendios, destrucción de mobiliario público y cruentos enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas policiales, muy cuestionadas por la represión con que están actuando.

Al menos 217 personas han sido heridas en los ojos por cuenta de perdigones o balines de goma disparados por carabineros chilenos desde el 18 de octubre, según indicó el Instituto Nacional de Derechos Humanos de Chile (INDH).

Las manifestaciones, que empezaron en esa fecha por el alza del pasaje del metro en Santiago, pero que pasaron a exigir cambios profundos en el modelo socioeconómico y constitucional, ya dejaron 23 muertos y, según la Cruz Roja, casi 5.000 heridos.

“El número de heridos oculares es tal que a uno le hace pensar que es intencional. Los que reciben los balines no son los que provocan los incendios o los que saquean, son los que se manifiestan pacíficamente”, advirtió Ennio Vivaldi, rector de la estatal Universidad de Chile, a la que pertenecen muchos de los lesionados.

El histórico acuerdo anunciado la noche del jueves pasado por las fuerzas parlamentarias del país para convocar un plebiscito en abril de 2020 y preguntarle a la ciudadanía si quiere cambiar la Constitución y qué mecanismo prefiere para redactar el nuevo texto no logró amainar los ánimos de los manifestantes, que este lunes han vuelto a salir a las calles en masa.