Ministra asegura que "no hay plata" para comprar aeronaves de íºltimo modelo

La ministra de Hacienda, Lea Giménez, reconoció que no se cuenta con los recursos para adquirir aeronaves modernas y que esta situación forma parte del oficio de los ministros. El ministro de Agricultura y Ganaderí­a, Luis Gneiting, y otras tres personas perdieron la vida en un accidente aéreo.

Lea Giménez asistió este viernes al homenaje póstumo a Luis Gneiting en la Sala Bicameral del Congreso Nacional, en donde habló sobre la situación de las aeronaves y vehículos utilizados por los secretarios de Estado. Lamentó el trágico accidente en que perdió la vida su colega, a quien calificó como “un buen amigo de todos”.

La ministra recordó que recientemente, en un viaje, también sufrió un accidente junto a una comitiva. “La realidad es así, los ministros, prácticamente, todo el tiempo estamos viajando, ya sea por avión o por auto. Nosotros, justamente, la semana pasada teníamos un terrible accidente”, comentó.

A su vez, Giménez reconoció que hay mucho que mejorar en materia de vehículos aéreos y terrestres. “Realmente, hay mucho que mejorar ahí, no sé qué pasó en este caso en particular, creo que amerita una investigación profunda para ver efectivamente qué es lo que sucedió. Pero es parte del oficio”, agregó.

Sobre el mantenimiento de las aeronaves del Estado, refirió que el servicio de todos los vehículos se realiza regularmente, sin embargo, reconoció que no hay dinero para invertir en aeroplanos modernos. “Bueno, no hay plata para tener, tal vez, las aeronaves de último modelo. Finalmente, las aeronaves requieren mantenimiento, que se hace regularmente”, indicó.

La aeronave ya tenía historial


El miércoles a las 18.30 se reportó la desaparición de la avioneta en la que regresaban, además de Gneiting, el viceministro Vicente Ramírez y los tripulantes Gerardo Baby López (piloto) y Luis Charotti (técnico). Este jueves fueron encontrados los restos de la avioneta y rescatados los cuerpos de un esteral, a unos 8 kilómetros de la pista.

En anteriores ocasiones la avioneta utilizada por comitivas del Ministerio de Agricultura y Ganadería tuvo percances, al menos cuatro, pero con feliz término.

En el 2008, un viaje del entonces futuro ministro Cándido Vera Bejarano terminó en un susto y un aterrizaje de emergencia en el Aeropuerto Internacional Silvio Pettirossi.

Al año siguiente, una comitiva sufrió un accidente en la estancia Potrero Naranjo, de Tacuatí, San Pedro. Todos salieron ilesos, gracias a las maniobras que realizó el piloto (ahora fallecido).

Otro episodio similar le tocó sufrir a Enzo Cardozo, quien iba acompañado por dos tripulantes más. En esa ocasión, salieron con vida, además, una funcionaria de nombre Viviana Ruiz y Alejandro Neves, español. También en este caso el piloto era López.

En el 2012, Cardozo volvió a experimentar apuros en el aire con otra comitiva. Esa vez, un problema en el tren de aterrizaje casi desencadenó una tragedia. Sucedió en Vaquería, en cuya zona, específicamente en un establecimiento ganadero, realizaron un aterrizaje forzoso.

 

Fuente de la Noticia

Articulos Relacionados

Comentarios