Cartes no logró aprobación de ayuda de EEUU para hidroví­a

Las gestiones y argumentos ante el Senado por parte de los ministros Eladio Loizaga y Ramón Jiménez Gaona, de Exteriores y Obras Píºblicas, respectivamente, no lograron durante el periodo anterior que esta Cámara aprobara un memorándum de entendimiento adicional entre los Gobierno de Estados Unidos y Paraguay para realizar un trabajo técnico en la hidroví­a Paraguay-Paraná.

El Ejecutivo había puesto dicho instrumento a consideración de la Cámara Alta, para poner en marcha el proyecto consistente en una exploración técnica de la hidrovía, por integrantes del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos. El estudio –según había informado el canciller Loizaga– inicialmente se daría en el tramo bajo soberanía paraguaya. El proyecto contemplaba una inversión de USD 16.500.000, que debía proveer el Ministerio de Obras Públicas.

Este tema había generado la reacción del entonces embajador argentino en Paraguay, Eduardo Zuain, quien envió una nota a los senadores de las distintas comisiones que dictaminaron sobre dicho instrumento para cuestionar que su Gobierno no fue informado y destacar además que existe un acuerdo bilateral para la regulación, canalización, dragado y mantenimiento del río Paraguay, suscripto por Argentina y Paraguay en 1969.Como consecuencia, durante su tratamiento en plenaria, y pese a contar con dictámenes favorables de parte de las comisiones asesoras del Senado, los legisladores resolvieron que volviera a comisiones, y pasó a formar parte de los temas cajoneados. En la práctica, pasará a formar parte de los asuntos que deberá atender el Gobierno que asumirá el 15 de agosto, con Mario Abdo Benítez, como presidente de la República. El nuevo embajador de Argentina, Héctor Lostri, confirmó recientemente en una reunión con periodistas locales que este tema está pendiente y resaltó que tanto su país como el Paraguay cuentan con capacidades para realizar la tarea.

Además, que se trata de una oportunidad para formar cuadros nuevos especializados en materia de hidrovía y que inicialmente las exploraciones y estudios deben realizar con estructuras de ambas naciones y solo de ser falta, recurrir a otros técnicos. Además, había enfatizado de que se trata de un recurso “de nuestro suelo”. El canciller aclaró en reiteradas ocasiones que se buscó la participación del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los EEUU por la experiencia y el prestigio internacional que tiene. Además, que habían puesto al tanto de todo al Gobierno argentino, y que se trata de un trabajo técnico necesario para potenciar la hidrovía. El tema no avanzó y cualquier cambio al respecto ya quedará en manos del próximo Gobierno.

Articulos Relacionados

Comentarios