Linfedema

Linfedema

El linfedema, hinchazón e inflamación de piernas y brazos debuta después de la cirugía por cáncer o bien es hereditario. Los pacientes claman por especialistas y tratamientos en los hospitales públicos, y la cobertura en seguros privados debido a su alto costo.

Cuesta pensar que después de un cáncer exista todavía algo más que sobrellevar como es el caso del linfedema, aunque también se la padece en forma hereditaria o por traumas. Para que nos cuente cómo se lucha contra ella consultamos vía internet al profesor doctor José Luis Ciucci, especialista en cirugía cardiovascular, flebología y linfología de Buenos Aires.

“El aspecto físico combinado del linfedema es una de las etapas más importantes del tratamiento transdisciplinario. Este consta de varios procedimientos terapéuticos: el drenaje linfático manual, la terapia compresiva compuesta por la presoterapia secuencial neumática, el vendaje multicapas y el vendaje inelástico ajustable con velcro. Y por último los ejercicios miolinfokinéticos”, explica el facultativo.

Todos estos son importantes y deben seguir un protocolo determinado.

El especialista acota que después de un examen ocular e interrogatorio del paciente, para diagnosticar alguna contraindicación, se comienza con el drenaje linfático manual.

La kinesióloga Andrea Lourdes Mendoza describe el drenaje linfático manual, que ayuda a “evacuar proteínas de alto peso molecular, estimulando el linfangión –finos capilares que se comunican–, y secundariamente elimina agua. Sea cual fuera la técnica que se utilice, ya sea Vodder, Leduc, Foldi, o combinada como es en nuestro caso, el operador debe estar debidamente entrenado teórica y prácticamente”.

Urge contar con lugares que puedan tratar el linfedema, que se visualice esta terrible enfermedad de elevado costo. El Estado y el Ministerio de Salud deben priorizar esta patología que afecta a tantas personas. Personal especializado, lugares para hacer el drenaje linfático manual, máquinas para la presoterapia y los gimnasios para hacer los ejercicios son algunas de las grandes necesidades, según dice Stella Maris Scolari, del grupo de pacientes Linfedema Paraguay. Estos requieren el uso de vendajes y medias especiales de elevado costo, también hay medicinas que deben tomar diariamente. Los que sufren esta enfermedad claman ser escuchados por los encargados de velar por la salud pública en el Paraguay.

El drenaje linfático

“El drenaje linfático manual, no es un masaje sino un verdadero drenaje el cual se debe comenzar por los centros ganglionares proximales para evacuarlos, y que así puedan ser receptores de la linfa que vamos a movilizar distalmente. Para realizar esta tarea es muy importante que el operador tenga un acabado conocimiento anatómico de las corrientes linfáticas normales del ser humano”, opina el doctor Ciucci.

“Una vez estimulado el centro ganglionar proximal (la región axilar cuando hablamos del miembro superior, o la región inguinal en el miembro inferior) realizamos el drenaje linfático manual siguiendo las corrientes linfáticas del sector que estamos drenando”, agrega la kinesióloga Andrea.

El galeno subraya que “desde el sector distal (por ejemplo los dedos de la mano del miembro superior o los dedos del pie del miembro inferior) se vuelve hacia el proximal con maniobras delicadas. Se practica sin cremas ni otros elementos interpuestos entre la mano del operador y la piel del paciente para finalizar en el centro ganglionar proximal de referencia (por ejemplo, axila o ingle) donde habíamos iniciado el drenaje”.

Por su parte, la kinesióloga declara que “una vez finalizado el drenaje linfático manual se comienza con la presoterapia secuencial neumática que moviliza fundamentalmente agua”.

Para conocer más del linfedema Paraguay puede enviar mensajes al Whatsapp: 0961 713-340 o buscar la página en Facebook.

mirtha@abc.com.py Fotos: Gentileza .

Fuente de la Noticia

Comentarios

Articulos Relacionados