Cáncer de colon

Cáncer de colon

El doctor Jorge Medina Gutiérrez, presidente de la Sociedad Paraguaya de Coloproctología, recuerda que el 31 de marzo se celebra el Día Mundial contra el Cáncer de Colon, con el objetivo de informar y sensibilizar sobre la realidad y necesidades de los pacientes y sobre la importancia de la adopción

“El cáncer de colon es un tumor maligno de alta incidencia en el Paraguay, después del cáncer de mama en mujeres y el de próstata en los hombres. En estadísticas nacionales, ocupa el cuarto lugar entre los cánceres más frecuentes registrados, en ambos sexos”, informa.

Este cáncer es prevenible dice el médico, con un estudio de rutina para todo paciente de 50 años, denominado colonoscopía. “Con este estudio se detectan los pólipos, que deben ser extirpados, pues algunos son los que se transforman en cáncer”, reflexiona.

Para entenderlo más, “se asocia esta enfermedad a la pobre ingesta diaria de fibra en la alimentación, el consumo de tabaco y alcohol, la falta de actividad física y la obesidad”, amplia.

El doctor Medina Gutiérrez comenta que “un cáncer de colon puede terminar en una ostomía –una porción del intestino grueso o delgado se exterioriza a través de una abertura que la hace el cirujano en la pared abdominal del paciente–. Esta técnica quirúrgica es empleada en muchos casos, para resolver problemas graves acarreados por el cáncer colónico, sobre todo cuando el tumor no fue diagnosticado a tiempo y este creció obstruyendo la luz intestinal. El cirujano hace una ostomia para derivar el contenido fecal fuera del cuerpo del paciente , salvando la vida del mismo de una muerte segura”.

Una ostomía bien hecha, bien cuidada y con las bolsas correctas, no debe ser motivo de irritaciones ni infecciones. Se debe poner énfasis en el cuidado de la piel, alrededor de la ostomía para que esta no se lesione ni se irrite. Una persona ostomizada puede llevar una vida perfectamente normal.

Los síntomas

El doctor Óscar Sacco, especialista en cirugía general y del aparato digestivo, habla de los síntomas del cáncer de colon. “Cualquier cambio en el hábito defecatorio debe ser investigado; por ejemplo, eliminación de sangre y gleras (mucosidad), dolor abdominal sin causa demostrable, el estreñimiento; la mayoría de los pacientes estreñidos tienen cáncer de colon”, subraya.

Es muy importante conocer los antecedentes familiares, “si han fallecido de cáncer o si se sometieron a cirugías del aparato digestivo de origen neoplásico”.

Se solicitan estudios, según el profesional, como análisis de heces buscando pérdida de sangre, colonoscopía y marcadores tumorales. Estos últimos se vuelven anormales cuando la patología se encuentra en etapa avanzada. La tomografía computarizada describe las lesiones que comprometen las paredes del intestino grueso, aporta el especialista.

Lamentablemente, “no existe prevención del cáncer; sin embargo, la ingesta alta de calorías, grasas y carnes rojas aumenta el riesgo. El consumo de aspirina, describen los investigadores, reduciría el riesgo de cáncer de colon. En la mayoría de los casos, se le atribuyen también factores de riesgo modificables (culturales, sociales y estilos de vida)”.

El tratamiento

El doctor Sacco manifiesta que “se realiza la colonoscopía para diagnóstico y resección de lesiones pequeñas y cirugías para resecar un segmento del intestino grueso enfermo. Además, la resección del colon en forma segmentaria o total con vaciamiento ganglionar. Otra terapéutica es la quimioterapia, que se indica en el pre y pos-operatorio. En algunos casos se utiliza radioterapia. Muy importante es el seguimiento”.

Fuente de la Noticia

Comentarios

Articulos Relacionados