Ulises Quintana queda sin fueros para ser procesado por su vínculo con Cucho

A pedido del mismo Ulises Quintana (ANR), la Cámara de Diputados aprobó su desafuero para que sea sometido a la Justicia. El legislador fue imputado tras detectarse su vínculo con el supuesto líder narco Reinaldo Cucho Cabaña.

El diputado Ulises Quintana no se arriesga a un eventual pedido de pérdida de investidura y, además, si dejara su banca vacante, asumiría una cartista. Para evitar las peores consecuencias, el legislador de Colorado Añetete pidió ante el pleno su desafuero para enfrentar la imputación que pesa sobre él tras la detención del supuesto narco Reinaldo Cucho Cabaña.

El desafuero fue aprobado con 75 votos a favor, mientras que dos legisladores se abstuvieron.

Al inicio de la sesión y con la voz quebrada, el parlamentario lamentó la manera en que fue expuesto durante la semana. Indicó que siempre trabajó de manera honesta.

“Les digo que soy víctima de un sistema perverso, de un Ministerio Público que me está juzgando, que me imputa por varias causas sin ninguna sustentación”, dijo.

En este sentido, cuestionó que la Fiscalía no le haya entregado una copia de la carpeta del caso.

El legislador colorado aseveró que demostrará su inocencia y aseguró que nunca tuvo vínculos con el narcotráfico. “Hoy estoy aquí, mañana puedo estar en Tacumbú, pero voy a salir de esta”, aseguró.

"Tengo un hijo, y en honor a él estoy aquí, para demostrarles que no soy un delincuente. No pido un blindaje para escaparme de la Justicia. Estoy aquí a disposición de todos.Yo soy inocente y lo voy a demostrar con el debido proceso. Pido que me investiguen. Solicito al pleno el tratamiento sobre tablas del pedido de desafuero en mi contra", dijo.

La solicitud del desafuero de Quintana fue tratada durante una sesión en la que varios legisladores criticaron al Ministerio Público. Los parlamentarios exigieron una investigación justa y el respeto de los derechos procesales.

Este miércoles, el vicepresidente de la República, Hugo Velázquez, visitó la sede del legislativo y se juntó con algunos parlamentarios. Tras la reunión entre la mesa directiva de Diputados, la parlamentaria Kattya González adelantó que se trataría el desafuero de Quintana.

El caso

La Fiscalía imputó al legislador por tráfico en calidad de cómplice, enriquecimiento ilícito, lavado de dinero y tráfico de influencia. Supuestamente, Quintana tenía en su poder una camioneta que era propiedad de Cucho. El Ministerio Público pidió la prisión para el legislador.

Fue la fiscala Lorena Ledesma quien confirmó que, en una supuesta conversación, Cucho le pide al parlamentario que interceda para liberar a su secretario, Diego Medina Otazú, y la suma de USD 190.000, de la Comisaría de Nueva Londres. Aunque la defensa del joven alega que se trata en realidad de USD 19.000.

Tras los procedimientos realizados el jueves de la semana pasada en el marco del megaoperativo en CDE, la fiscala manifestó que el diputado colorado debe explicar por qué utilizaba un vehículo que es propiedad de Cabaña.

El pasado lunes, el juez Rubén Ayala Brun comunicó oficialmente a la Cámara de Diputados la imputación que pesa sobre Ulises Quintana, a fin de que se resuelva su desafuero y pueda ser sometido a la Justicia.

Articulos Relacionados

Comentarios