Denuncian que gobernador de Alto Paraná trata de blanquear contrabando

Édgar Cuevas, de la Unidad Anticontrabando de la Unión Industrial Paraguaya (UIP), denunció que el gobernador del Alto Paraná, Roberto González Vaesken, trata de blanquear el contrabando en la zona. Además, declaró que el delito es propiciado por la Armada Nacional, que actúa como componente del esquema.

En una entrevista en el programa La Lupa, emitido por Telefuturo, Édgar Cuevas, de la Unidad Anticontrabando de la Unión Industrial Paraguaya (UIP), manifestó que Roberto González Vaesken, gobernador de Alto Paraná, inició una mesa de negociación con los paseros, quienes tratan de legalizar el paso de mercadería del Brasil.

“El gobernador del Alto Paraná crea una unidad de análisis de la situación de la frontera para formalizar el empleo de los informales; en términos concretos, se genera una instancia política para facilitar el contrabando”,denunció.

Cuevas mencionó que existe una complicidad de parte de las propias instituciones encargadas de vigilar el ingreso de contrabando al país.

“Él (Roberto González Vaesken) creó la mesa, convocó a la Armada. Por un lado están los contrabandistas y, por otro lado, están las autoridades”, explicó.

El funcionario de la UIP comentó que, por medio de una investigación, pudieron comprobar que no existe un sistema de control, del lado paraguayo, de las mercaderías que ingresan, y que, por el contrario, existe un sistema que se beneficia del delito.

“Lo que ocurre hoy es que los llamados secretarios son los extorsionadores de los que trabajan en pista, los cuales son los que trabajan de resguardo; es decir, es la unidad que hace la revisión de los vehículos en el flujo de mercadería. Cuando los resguardos hacen su trabajo, estos secretarios los amenazan”, afirmó.

Enfatizó que la rosca se inicia desde la Armada Paraguaya, que protege a los contrabandistas, y continúa con los funcionarios de Aduanas que, de no llegar a un arreglo”, decomisan las mercaderías para luego volver a venderlas.

“La Aduana, cuando hace bien su trabajo, es acosada y extorsionada, expuesta en su seguridad, y la Armada no hace nada (…). La Armada es un componente del sistema de contrabando, es un integrante más de la red, o sea, ampara antes que proteger”, reiteró.

Cuevas abogó por derribar los argumentos de que permitir el contrabando es dar de comer al pobre. Indicó que, además de exponer a una situación de insalubridad a las personas que consumen los productos de contrabando, también se está atentando contras las empresas legales que apuestan al país.

“Pareciera ser que no existe una conciencia plena de que el contrabando es un delito”, resaltó. Por esa razón, sostuvo que se encuentran trabajando en la Cámara de Diputados en un proyecto por el cual se eleve al contrabando de delito a crimen, y así pueda ser condenado con pena privativa.

Puntualizó que no se pueden sentar a negociar con los contrabandistas, ya que no se puede legalizar la infracción de la ley. Agregó que, como salida, desde el sector se ofrecieron puestos de trabajo para los que deseen salir del contrabando.

Fuente de la Noticia

Articulos Relacionados

Comentarios