"No soy un monstruo", dice uno de los cadetes acusados de abuso

"No soy un monstruo", dice uno de los cadetes acusados de abuso

Uno de los cadetes que se encuentra bajo investigación por el caso de abuso sexual a una menor de 13 años, escribió una carta con su versión de los hechos y declarando su inocencia.

Miguel Ángel Vargas Giménez, de 19 años, uno de los militares de la Marina paraguaya, investigado por abuso sexual y coacción sexual a una menor de 13 años, escribió una carta a la opinión pública, indicando que él no es ningún monstruo y que no violó a nadie.

En el texto que se títula: “No soy un monstruo que violé a una menor de 13 años”, el joven declara que es inocente y dio detalles de lo que sucedió durante la noche en que la menor estuvo dentro del Arsenal de la Armada. Entre otras cosas, manifiesta que la pequeña era su amiga en la red social Facebook y que le misma le había indicado que tenía 18 años.

Refiere que se encontraba en la cocina del cuartel cuando le dijeron que “entró un a chica para festejar su cumpleaños Nº 18”. Menciona que al acabar sus labores en el lugar fue al dormitorio común y vio a la menor.

“Le vi a la chica que era mi amiga del Facebook, le salude y vi que estaban hablando y jugando. Me dijeron que entró por atrás saltando la muralla. Desde mi cama podía escuchar  lo que pasaba. En ningún momento vi que se le maltrató o se le obligó a hacer algo a la fuerza”.

“Lamento mucho lo que está pasando, nunca tuve la intención de dañar a alguien, mucho menos a la chica. Yo vine al cuartel para progresar en la vida y le pido a la Fiscalía que investigue con objetividad y al juez imparcialidad. No quiero ser un chivo expiatorio que pague la culpa y falta de control de otros”, reza parte del escrito.

Los 13 militares de la Armada Paraguaya guardan reclusión en la Prisión de Viñas Cué. Todos fueron imputados por abuso y coacción sexual, así como pornografía infantil.

 

Fuente de la Noticia

Comentarios

Articulos Relacionados