Truncan sobrefacturación de bus en Villarrica

Truncan sobrefacturación de bus en Villarrica

El intendente de Villarrica, Gustavo Navarro (ANR), estuvo a punto de comprar un colectivo con una sobrefacturación de G. 147 millones. La adjudicación se anuló al demostrarse un direccionamiento y el jefe comunal reconoce que pudo haber negligencia.

El intendente Gustavo Navarro (ANR, Añeteté) había firmado el 20 de diciembre pasado un contrato de G. 542 millones con el empresario Carlos Barbúdez, de G&Z S.A., a fin de adquirir un ómnibus para la Comuna guaireña. En el proceso de licitación, el intendente desechó una oferta de G. 395 millones, casi 30% más baja.

El argumento para eliminar la competencia y direccionar la adjudicación fue que la firma con la propuesta más baja, Todoc@miones, no contestó una notificación que la Municipalidad de Villarrica envió a su correo electrónico. Pero la dirección se escribió mal y el e-mail nunca llegó a destino.

En todos los documentos, la dirección de correo de esta firma que se detalla es **lian_ortiz77@hotmail.com, pero el acuse se remitió a **lian_77@hotmail.com. Se obvió las letras de “ortiz” y la empresa no fue notificada, según constató la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP).

La oferente eliminada injustamente protestó ante la DNCP y el martes pasado, 26 de marzo, el director de Contrataciones Públicas, Pablo Seitz, dispuso anular la adjudicación correspondiente. También ordenó “retrotraer lo actuado a la etapa de evaluación de ofertas”, indica la resolución N° 1.055/19 de la entidad.

Gustavo Navarro adjudicó la licitación a la oferta más cara, pero dijo que cuando se enteró de que había una protesta decidió no hacer ningún pago hasta esperar la recomendación de la DNCP y que no se crea que estaba direccionando el contrato a favor de determinada empresa. Contó que aún no tiene conocimiento de la anulación, pero adelantó que acatará lo resuelto por Contrataciones Públicas.

Si bien hay sospechas de que la dirección de correo se escribió mal adrede  para sobrefacturar la compra del bus, Gustavo Navarro reconoció que bien pudo haber negligencia por parte de funcionarios municipales y, en ese caso, puntualizó que se procederá a su desvinculación.

Descartó que exista un negociado detrás y recalcó que para subsanar errores de este tipo existen los mecanismos de control establecidos en la Ley N° 2.051/03 del Sistema de Contrataciones del Sector Público.

Barredora de calles

La empresa descartada en la licitación, Todoc@miones, propiedad de Lilian Marlene Ortiz, es proveedora de automotores y tiene contratos con varias municipalidades como Fernando de la Mora, Carmen del Paraná, Fram y Filadelfia. En cambio, Carlos Barbúdez solo tiene dos adjudicaciones con entidades públicas y ambas son con la Municipalidad de Villarrica.

Además de la anulada recientemente, el 14 de septiembre de 2018, el intendente Gustavo Navarro firmó un contrato por G. 148 millones con la empresa G&Z S.A. para la adquisición de una barredora de calles. Fue a través de una contratación directa y el único que se presentó al llamado fue Carlos Barbúdez. Aún no se hicieron los pagos, según datos de la DNCP, pero el equipo vial ya está a disposición de la Comuna.

Intentamos contactar con la firma G&Z S.A. en los dos números de teléfono que declaró como proveedor del Estado en Contrataciones Públicas. En uno nadie atiende y el otro corresponde a una empresa dedicada a la importación de fertilizantes, que no guarda relación con la empresa G&Z S.A. y en donde no conocen a ningún Carlos Barbúdez.

Fuente de la Noticia

Comentarios

Articulos Relacionados