Tras caso de Notre Dame, advierten que Paraguay podría perder un patrimonio nacional

Tras caso de Notre Dame, advierten que Paraguay podría perder un patrimonio nacional

El arquitecto Ramón Duarte Burró, de la Comisión de Bienes Culturales de la Iglesia, expresó su pesar por el incendio del Notre Dame y advirtió de la terrible situación de la iglesia de Yaguarón, cuya restauración está paralizada desde hace cuatro años.

La iglesia de Yaguarón, fundada por franciscanos, es un Patrimonio Histórico Cultural del Paraguay y es candidata a ser Patrimonio Mundial de la Unesco. Pese a esto, la misma está completamente abandonada, denunció Ramón Duarte Burró, de la Comisión de Bienes Culturales de la Iglesia.

El arquitecto, en conversación con radio Cáritas, señaló que teme que aquí ocurra algo similar o peor al incendio del Notre Dame. El tema de la iglesia de Yaguarón es que la obra hace años está parada. La catástrofe de ayer nos hace un llamado. Aquí nos ocupamos las cosas cuando ya se queman todo. No se puede esperar cuatro años para llamar a nueva licitación para la restauración”, indicó.

Señaló que el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) debe acelerar los trabajos para evitar cualquier catástrofe. “Es la única institución capaz de llevar adelante esto, porque la comunidad ni la Conferencia Episcopal posee los recursos necesarios”, refirió.

Argumentó que la ciudadanía manifestó en las redes sociales su preocupación recién tras lo ocurrido en Notre Dame, siendo que él hace cuatro años busca que se retomen los trabajos de restauración. “Facebook se llenó de comentarios, de personas preocupadísimas de lo que pasará en Yaguarón, pero hace cuatro años que no duermo porque no se lleva adelante el trabajo, no porque se quemó el Notre Dame”, lanzó.

Duarte Burró señaló que actualmente la sacristía desmontada y algunas tablas están embaladas para su protección. Aún falta trabajar en el retablo principal, que fue atacado por los kupi’i.

“Este es el patrimonio más grande que tenemos en el país”, subrayó.

ANTECEDENTES

Los trabajos de restauración fueron adjudicados en enero de 2015 a la firma C&C por un monto de G. 12.000 millones (unos US$ 2.000.000) y estaba previsto que durasen alrededor de 18 meses.

Sin embargo, la empresa fue excluida de los trabajos en octubre, después de que la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP) comprobara que el consorcio adjudicatario había presentado documentos de contenido falso en la licitación pública en la que concursó.

La puesta en valor de la iglesia incluye el cambio de maderamen, la restauración de la policromía de madera y la mejora de pilares, techado y revoque de paredes.

También contempla la restauración de la balaustrada del comulgatorio, de la sacristía del altar mayor, del púlpito, y de los altares laterales y el colateral. La obra se completará con el desmonte de 250 metros cuadrados del techo, la actualización del sistema eléctrico y sanitario y el cambio de pisos.

Fuente de la Noticia

Comentarios

Articulos Relacionados