Sobreviviente del cáncer pide mayor inversión y prevención para la salud

Sobreviviente del cáncer pide mayor inversión y prevención para la salud

Noelia Gaona es una sobreviviente al cáncer y asegura que curarse no es solo no tener marcadores tumorales o quimioterapia y que hay mucho por hacer por los pacientes diagnosticados. Pidió que la inversión en salud sea más que portar lazos de colores y que la prevención pued

“Hoy tengo el privilegio de estar viva y me queda mucho camino por recorrer”, afirma Noelia Gaona que luchó desde hace un año contra el cáncer de mama. La joven destaca que cada vez son más quienes vencen a la enfermedad y se curan por lo que una mayor inversión en salud es su anhelo como paciente que superó diversas trabas durante su tratamiento.

“Que la inversión en salud sea más que portar lazos de colores”, reflexionó desde su experiencia. Noelia en este recorrido aprendió a lidiar con el peso emocional y en sus cicatrices recuerda lo fuerte que fue todo este tiempo y lo frágil que es la vida.

“No tenía ni idea de todo lo que me esperaba por delante, ni lo malo ni lo bueno. Por intuición tomé la mejor decisión, ser la protagonista de mi vida, aceptar la adversidad como parte de al vida. Curarse es más que no tener marcadores tumorales o quimioterapia, hay mucho aún por hacer”, afirmó la mujer.

La reflexión en una conmemoración del Día Mundial de la Salud de Noelia es que la mejor manera de cuidar la salud es la prevención. “La prevención temprana puede marcar la diferencia”, afirmó.

El Día Mundial de la Salud la conmemoración tiene como lema: Salud universal: para todas las personas, en todas partes y este año se enfoca en al APS, la equidad y la solidaridad.

La Atención Primaria de la Salud (APS) es el cimiento para lograr la salud universal y esta implica servicios de salud integrales y de calidad, enfocados en la promoción, prevención, tratamiento, curación y rehabilitación, afirmó Carisa Etienne directora de la OPS y directora regional para las Américas de la OMS.

El 80% de las afecciones pueden ser tratadas en una Unidad de Salud Familiar (USF) y descomprimir la atención en los hospitales, además de poder desarrollar una verdadera valoración integral de las personas, la familia y su entorno y es el trabajo que realizan los agentes comunitarias que forman parte del equipo de estas unidades, ellos son los encargados de las visitas casa por casa en la población que abarca cada servicio.

Sin embargo, la realidad actual de la población que accede al servicio de salud público se encuentra con las mismas carencias como la falta de medicamentos, insumos, seguimiento de tratamientos complejos y la necesidad de migrar a servicios del exterior para encontrar una solución.

La sostenibilidad de un tratamiento médico es otra realidad que sufren muchos pacientes y sus familias al no encontrar las respuestas en el sistema de salud y recurren a actividades para recaudar fondos como polladas, hamburgueseadas o tallarinadas a beneficio de quien atraviesa un tratamiento y que por el costo no es posible cubrir.

Existen pacientes que se endeudan, venden los pocos bienes con los que cuentan para iniciar y no interrumpir el tratamiento médico indicado y otros que abandonan el camino pese a la resistencia.

Los centros especializados de Salud Pública centralizan la atención de los pacientes, en el caso del INCAN, es el hospital de referencia en tratamientos contra el cáncer, es el único que cuenta con un solo equipo de radioterapia que cada tanto presenta desperfectos y queda fuera de servicio lo que obliga a los pacientes a aguardar un turno en el sector privado.

“Que todas las personas, donde sea que vivan, tengan cobertura de salud y puedan acceder a la atención sin barreras y sin padecer graves dificultades financieras, es nuestro objetivo principal”, reza otro mensaje de la directora de OPS.

Señala que los países de la región han hecho importantes progresos en salud, que se reflejan en el crecimiento de 16 años en la expectativa de vida en los últimos 45 años y la reducción de la mortalidad infantil. Sin embargo, aún existen desafíos porque esas ganancias no han sido equitativas.

La atención primaria de salud (APS) apunta a una atención en el seno mismo de la comunidad y no se limita al primer nivel de atención ni a un paquete limitado de servicios de salud.

“Necesitamos una atención primaria transformadora dentro de un sistema de salud integrado, eficiente, bien organizado, con equipos de salud interdisciplinarios, que trabaje en red entre los niveles básicos y los especializados, y donde la persona se halla en el centro de una atención cálida, respetuosa y de calidad”, agregó.

La OPS también aboga por que todas las personas tengan acceso a educación, alimentación, vivienda, protección financiera, agua potable, ambientes seguros y otros factores que son determinantes de una buena salud, y que en la mayoría de los casos están por fuera de lo que puede hacer el sector de la salud.

Fuente de la Noticia

Comentarios

Articulos Relacionados