Repudian centro cultural

Repudian centro cultural

Ciudadanos autoconvocados de San Antonio se manifestaron mientras se inauguraba un costoso centro cultural en la ciudad. Del acto participó el intendente Raúl Mendoza, pero ni él ni los empresarios a cargo de la obra mencionaron el monto invertido.

Mientras que un grupo de ciudadanos con pancartas y carteles repudiaban la habilitación del costoso centro cultural, el intendente municipal Raúl Mendoza habilitaba la obra en compañía de los responsables de la cuestionada empresa Fenar SA, Nery Rumich Ayala, quien encaró la obra -estimativamente- por más de G. 4.000 millones. Llamativamente, ni el empresario ni el jefe comunal mencionaron el monto invertido. Rumich Ayala calificó a su obra de primer mundo.

Pese a la oposición ciudadana el intendente municipal de esta ciudad habilitó anoche el costoso centro cultural.

Minutos antes del inicio del evento, que contó con la presencia de Rubén Rodríguez, como uno de los presentadores, llegó un grupo de vecinos con batucadas y carteles de repudio a la millonaria obra.

“Es una vergüenza que se tenga construir un centro cultural por más de 4.000 millones de guaraníes y nuestros hijos no tienen almuerzo en las escuelas o medicamentos en el centro de salud y además esta obra no puede costar más de dos mil millones y eso venimos a cuestionar al intendente”, expresó uno de los manifestantes, Jorge Estigarribia.

Calificó de exorbitante el monto destinado a una sola obra y más cuando existen otras prioridades como la reparación de las calles y los puentes del Arroyo Guasu que se caen a pedazos, expresó Estigarribia.

El responsable de la empresa constructora, Nery Rumich Ayala, calificó su trabajo de primer mundo y de gran envergadura, pero no mencionó monto de la inversión y mucho menos habló de la obra y sus compartimientos.

“Esta es una obra de gran envergadura, de primer mundo y esta clase de construcción solo vemos en la televisión, en las grandes ciudades como San Paulo, Buenos Aires y Miami y cumple con las condiciones para fomentar la cultura”, expresó Rumich Ayala.

La gente aguardaba que el empresario que se adjudicó la obra, pese a la oferta más cara, que hablara de las bondades de la construcción, el monto real invertido en el lugar y solo se limitó a alabar su obra.

Igualmente, Rumich dijo que la obra fue aprobada por la Junta Municipal, cuando que la mayoría de  siete ediles rechazó el proyecto, por existir otras prioridades y además la ciudadanía se opuso a la obra mediante una audiencia pública. Los siete concejales no acudieron al acto.

Por su parte, el intendente también dijo que es una obra de gran magnitud y agradeció a cinco ediles que permitieron la construcción, Lourdes Espínola, su pareja actual Lina Coronel, exasesora de la comuna, Edgar Arias, sobrino del intendente, Víctor de la Cruz, esposo de la directora de comisiones Mariliz González e Idalino Mendoza cuyo hermano es el administrador de la Municipalidad, Inocencio Mendoza.

El jefe comunal tampoco habló del monto invertido en la obra y -ante la movilización ciudadana, solo se limitó a decir que las construcciones de gran envergadura tienen sus detractores.

Fotos

-hrd-ccul-ccul1 y ccul2

Los pobladores que se manifestaron anoche frente al centro cultural durante la inauguración

 

-hrd-ccul3 y ccul4

Las autoridades de la municipalidad y la cuestionada empresa constructora Fenar SA

 

Fuente de la Noticia

Comentarios

Articulos Relacionados