Productor de aceite de cannabis cumple 1.000 días de prisión domiciliaria

Productor de aceite de cannabis cumple 1.000 días de prisión domiciliaria

El productor de aceite de cannabis artesanal Édgar Martínez Sacoman cumplió 1.000 días de prisión domiciliaria en Ciudad del Este este miércoles.

En el lugar se encontraron 962 gramos de marihuana en hojas y un líquido que dio positivo a la prueba de estupefacientes, pero resultó ser aceite. El condenado fue beneficiado con la prisión domiciliaria a fines de 2017. Días después de su condena, el entonces presidente Horacio Cartes promulgó la Ley 6007 que permitía el estudio y la investigación científica del uso medicinal de la planta de cannabis y sus derivados.

Nota relacionada: Histórica condena por producir aceite de cannabis

El tribunal en aquel entonces entendió que la producción del aceite tenía una finalidad noble, pero Martínez Sacoman no se registró en ninguna institución pertinente para tal efecto, por lo que incurría en la comisión de un hecho punible.

Los problemas para el condenado no terminaron ahí. El fiscal Elvio Aguilera solicitó nuevamente la prisión por supuesto peligro de fuga en enero de 2018. Anteriormente, desde el allanamiento hasta el juicio oral, el productor estuvo en la Penitenciaría Regional de Ciudad del Este durante un año y medio.

Luego el representante del Ministerio Público solicitó que nuevamente se haga el juicio oral, lo cual fue aceptado. La fecha fue fijada para el 13 de noviembre de 2018, pero finalmente fue suspendida.

Nota relacionada: Producción de aceite de cannabis: Martínez Sacoman recusa a fiscal antes de nuevo juicio

Martínez Sacoman manifestó a Última Hora que solo espera que termine esta situación. Desde hace casi tres años que está con el proceso judicial y eso conlleva un desgaste no solo a nivel personal, sino también familiar.

En un tono medio desanimado, indicó que aún tiene fuerzas para pelear, pero cada vez se siente más solo. Poca gente lo visita en su domicilio y cree que en Ciudad del Este las personas tienen miedo de salir a su favor por temor a represalias.

Explicó que no es fácil llevar adelante el proceso debido a que convocar a sus testigos para el juicio lleva tiempo y dinero. “Lo que buscan es desgastar, para luego atacar”, agregó.

Nota relacionada: Controversia sobre el cannabis en debate

El fiscal Aguilera señaló en declaraciones a este mismo medio que consideró que el tribunal le aplicó una sentencia que no correspondía, por lo cual apeló. Indicó que los miembros le concedieron un “error vencible”, que se debe a que una persona no sabía lo que estaba haciendo, pero para el representante del Ministerio Público no cuadró esa justificación.

Espera la fecha del nuevo juicio oral, en donde, con las pruebas pertinentes, pedirá que se aplique la pena establecida por la Ley 1340, que va entre cinco a diez años. Aunque para el agente difícilmente se pueda lograr la pena máxima.

Fuente de la Noticia

Comentarios

Articulos Relacionados