Paraná Country Club: Madre de sospechoso dice que muertes no fueron premeditadas

Paraná Country Club: Madre de sospechoso dice que muertes no fueron premeditadas

Dominga Dávalos Núñez, madre del sindicado como autor del doble crimen que ocurrió el pasado marzo en el Paraná Country Club de Hernandarias, contó detalles del día en que fallecieron su esposo y su cuñado. Las muertes no fueron premeditadas, aseguró.

Dominga Dávalos Núñez conversó en una entrevista exclusiva con Telefuturo y contó los detalles del día en que fallecieron su esposo Osvaldo González Duarte, de 39 años, y su cuñado Nelson González Duarte, de 36 años.

Aseguró que el 5 de marzo, un día antes del doble crimen, encontró a su esposo con una mujer en otra de sus viviendas ubicadas en el barrio San Miguel, de la ciudad de Hernandarias, Alto Paraná, y ahí decidió terminar su matrimonio.

Lee más: Crimen Paraná Country Club: Hermano de fallecidos niega versión de autor confeso

En aquella ocasión, abandonó esa residencia y fue a su otra vivienda para conversar con sus dos hijos, a quienes les comentó que se separaría de su esposo, según su relato. Expresó que ese mismo día su marido regresó y no pudo ingresar a su habitación porque ella había quitado la llave.

Afirmó que en esa oportunidad el hombre desenfundó un arma de fuego y la apuntó en la cabeza, frente a sus dos hijos, exigiéndole la entrega de la llave; por el susto, ella se la entregó.

Fue ahí que abandonó su vivienda en compañía de su hijo Rodrigo Florentín y fueron a dormir en la casa de su otra hija, no sin antes realizar una denuncia contra su esposo por amenaza de muerte en un puesto policial, de acuerdo con su versión.

El día del hecho

Al día siguiente, el 6 de marzo pasado, fue hasta la empresa en la que trabajaba con su marido, sacó algunos documentos y luego se trasladó hasta su vivienda para retirar sus pertenencias, en compañía de su hijo Rodrigo Florentín.

Antes se comunicó con la empleada doméstica, quien le dijo que su marido no estaba en la casa. Una vez allí, encontró su habitación llaveada, entonces rompieron con un martillo una ventana de vidrio de la pieza para ingresar y quitar sus cosas.

Ahí le veo a Nelson (su cuñado) y a mi esposo, los dos armados subiéndose detrás de mi hijo, le dijeron que estás haciendo, qué hiciste, él (Rodrigo) le dijo tuve que romper la ventana porque mi mamá me pidió, en eso mi esposo le da un culatazo en la cabeza con su arma y le dice a su hermano kóa omacanea ha rejuka ñandéve, señaló.

Nota relacionada: Encuentran dos fallecidos y una mujer herida en el Paraná Country Club

Posteriormente, su esposo ingresó en la habitación y encontró a Dominga, a quien le reclamó que no durmió en la casa.

Cuando entró me dio una patada, empezó la pelea, ahí me sentí mal, me desesperé, Nelson le apuntaba con un arma a mi hijo y mi esposo me apuntaba a la cabeza, me daba patadas, me insultaba, no era la primera vez que me insultaba, que me maltrataba físicamente, sino que toda la vida me maltrató sicológicamente, manifestó.

El momento de los disparos

La mujer contó que en medio de los maltratos le pidió a su esposo que le acercara su medicamento.

Me sentí mal, le pedí mi remedio porque tengo problema de presión, en ese momento Rodrigo me dice te voy a buscar tu remedio, al salir para buscar empezaron los disparos, ahí mi esposo le disparó a mi hijo, yo me quedé nula, mi esposo me llevó al baño del cabello con patadas y me encerró en el baño, relató.

Lee más: Fiscalía imputa a sospechoso de doble homicidio en el Paraná Country Club

Contó que cuando escuchó los disparos, lo único que hizo fue cerrar sus ojos al notar que su esposo se escudaba detrás de ella.

Yo cerré mis ojos cuando escuché los disparos, hubo disparos de aquí para allá, mi esposo se escudaba detrás mío, me dijo ahora sí que estás muerta, te voy a matar en el baño, le voy a matar a todos tus hijos, recordó.

Niega que haya habido premeditación en los crímenes

Al terminar los disparos dijo que quedó en shock y que los vidrios rotos le habían ocasionado algunos cortes; luego, corrió con su hijo menor. En ese momento, ya no encontró a Rodrigo Florentín en la casa.

Jamás hubo premeditación de mi hijo para matarlo, solo nos fuimos a traer nuestras cosas, con la mejor intención de traer nuestras cosas y salir de ahí, afirmó.

Dijo que no sabía que su hijo Rodrigo tenía consigo un arma de fuego y que solo el día de los crímenes se percató de ello.

En ningún momento me di cuenta que él tenia un arma, solamente cuando sacó el arma de su cintura me di cuenta, él dio el primer disparo al señor Nelson y ahí le disparó mi esposo a mi hijo (...) Si yo sabía que tenía arma jamás le hubiera llevado conmigo, refirió.

La mujer contó que al ver a su hijo en la cárcel le dijo que tenga mucha fuerza. Dios sabe lo que hace le dije, tenemos que tener mucha fuerza. Nosotros no teníamos planeado esto, en ningún momento, bajo ninguna circunstancia, aseguró.

Víctima de violencia familiar

Dominga Dávalos contó que siempre fue víctima de violencia familiar, que su esposo la maltrataba verbalmente y que en los últimos tiempos ya recibía amenazas de muerte de parte del hombre contra ella y sus dos hijos.

Muchas veces uno calla por la familia, por el estatus, siempre él me amenazaba, me decía que teníamos una empresa, teníamos que demostrar que estaba todo bien, todo tenía que estar perfecto, siempre estaba creyendo que algún día mi esposo iba a cambiar, lamentó.

Contó que su error y el de todas las mujeres que son víctimas de violencia familiar es pensar que su agresor algún día cambiará y no denunciar las agresiones por mantener a la familia.

Entre lágrimas instó a todas las mujeres que son víctimas de violencia por parte de sus parejas a que denuncien el hecho.

Hay mucho feminicidio porque nos callamos y aguantamos los golpes de los maridos machistas, no tiene que ser así, manifestó.

Familiares de las víctimas dicen que ellos no tenían armas

Carlos González, hermano de ambos fallecidos, días después del hecho negó en una entrevista con Telefuturo la versión de los hechos relatada por Rodrigo Florentín, similar al relato de su madre.

El familiar de las víctimas fatales dijo que Nelson González era un experto en armas de fuego, por lo que no cree que que pudieran matarlo si es que estaba armado.

Nota relacionada: Crimen Paraná Country Club: Hermano de fallecidos niega versión de autor confeso

Si es que él estaba armado o los dos estaban armados, jamás una persona les iba a matar, estaban como para defenderse, no creemos en la versión de que ellos tenían armas, había expresado.

El hombre, además, descartó que haya antecedentes de violencia contra la madre de Florentín.

Fuente de la Noticia

Comentarios

Articulos Relacionados