Paraguay quiere organizar cumbre antitabaco

Nuestro país reactiva su participación en foro contra el cigarrillo y el ministerio de Salud envió a Marito el protocolo de combate al mercado ilegal del cigarrillo que nuestro país nunca quiso ratificar.

El gobierno de Marito parece decidido a embretar a la industria del tabaco, donde su predecesor Horacio Cartes es uno de los principales protagonistas. Aparte del aumento de impuesto que rige desde semanas atrás y el anuncio de más subas, Paraguay quiere ser sede de una cumbre antitabaco y, además, firmar un protocolo contra dicho vicio que hasta ahora no había sido ratificado por nuestro país.

El nuevo director de Vigilancia Sanitaria, Guillermo Sequeira, anunció la intención de realizar aquí la Conferencia de las Partes para el Control del Tabaco (COP), lo que incluye acompañar el diálogo y las acciones efectivas con los países vecinos. En principio, Holanda estaba postulada para ser la sede de la Conferencia, pero ahora Paraguay también se candidata y está negociando el tema, según el funcionario.

Después de 6 años, la representación de nuestro país volvió a la Conferencia. “Regresamos muy ambiciosos porque queremos llevar la COP al Paraguay. Si no fuese posible en el 2020, haremos la pre-COP de aquí a dos años y la COP en el 2022”, dijo Sequeira, citado por la publicación brasileña Folha do Mate.

El funcionario reveló también que hace unos días el ministerio de Saludenvió al presidente Abdo Benitez el pedido para discutir la adhesión del Paraguay al Protocolo Internacional de Combate al Mercado Ilegal del Tabaco, que nuestro país hasta ahora no había querido ratificar.

"Queremos potenciar la agenda del gobierno en la lucha contra el tabaco, pero también involucrar a los medios de comunicación en esa agenda porque parece que el problema del tabaco en el Paraguay se siente más fuera que adentro", añadió Sequeira en la mencionada entrevista.

Dijo que el tema debe ser trabajado en toda la región porque "este es un problema no solo de Paraguay, sino también de Argentina, de Brasil, de Uruguay, de Colombia". En relación a Brasil dijo que más del 90% de los cigarrillos es fabricado con tabaco del vecino país, por lo tanto "los impactos tanto en salud en cuanto a negocio están de los dos lados de al frontera", remarcó.

Articulos Relacionados

Comentarios