Lamentan inseguridad en Caacupé

Lamentan inseguridad en Caacupé

CAACUPÉ. La capital espiritual cumple hoy 249º aniversario fundacional. En ese sentido se realizaron varias actividades conmemorativas como serenatas, marchas y actividades patrióticas. La ciudadanía cuestionó la inacción de la Policía Nacional.

El intendente Diego Riveros, durante su discurso, realizó un fuerte reclamo a la Policía Nacional por la inseguridad que reina en la zona en los últimos meses. Voy a realizar este reclamo por milésima vez, a ver si de esta forma las autoridades policiales escuchan, dijo.

Necesitamos que la Policía Nacional cumpla efectivamente con su trabajo, que es la de custodiar a la ciudadanía y que dejen de custodiar bienes privados. Pido a los empresarios a que contraten guardias privados para velar por sus patrimonios y dejen que la Policía salga a las calles para brindar seguridad al pueblo.

Las palabras del jefe comunal fueron recibidas con aplausos de aprobación por los presentes en la Plaza Teniente Fariña, donde se realizó el acto conmemorativo.

En declaraciones a la prensa subrayó que los asaltos y robos no se solucionan con cambios de jefes de comisarías, que es lo que hacen normalmente, sino con trabajos de prevención que exige más presencia policial en las calles.

Añadió que el 80% de los agentes de la Jefatura de Cordillera, que están a cargo de la Dirección de Policía, trabajan como guardias de seguridad de negocios y comercios de la zona.

Una situación que ya trató innumerables veces con el director de  Policía Crio. Wildo Samaniego de forma infructuosa. Asimismo, lamentó que buenos policías como el comisario Enciso, quien estuvo como jefe de Policía de Cordillera por pocos meses haya sido trasladado por no adecuarse a la estructura.

Previamente durante la misa el Obispo monseñor Ricardo Valenzuela dijo que es terrible que se siga matando, agrediendo y dañando a causa del dinero.

Sostuvo además que los privilegios y ansias de poder destruyen a la sociedad. No puede ni debe haber ciudadanos de primera o de segunda, ante Dios todos somos iguales.

Fuente de la Noticia

Comentarios

Articulos Relacionados