Guido Aponte vivió y murió como un mártir

Guido Aponte vivió y murió como un mártir

Guido Aponte, la persona no vidente que falleció hoy durante una manifestación frente a la Secretaría Nacional para Personas con Discapacidad (Senadis), muchas veces reclamó el cumplimiento de sus derechos, algunos básicos, como transporte público.

Me molesta, me picha, me da rabia, porque con respeto le llegás y le presentás tu carnet (de discapacitado), hablás y algunos internos (buses) de Asunción te dicen: ‘no somos banco, que no es un banco para recibir tarjeta’. Yo no sé como le vamos a tratar a la gente. Yo por lo menos soy un señor muy respetuoso”, denunciaba apenas ayer Aponte en ABC Cardinal, relatando el suplicio y hasta la manera denigrante con que trata parte de nuestra sociedad a las personas con discapacidad.

Aponte se encontraba esta mañana participando de una protesta frente a Senadis, cuando cayó fulminado por un infarto masivo, según constataron médicos forenses que analizaron el cuerpo en el local de la institución pública.

Está persona no solo reclamó el irrespeto en general de los conductores de colectivos, que desoían abierta e impunemente la ley, negando el derecho de las personas con discapacidad a tener pasaje gratuito junto con un acompañante.

“Solamente ustedes son mi apoyo (medios de comunicación). Soy una persona con discapacidad visual, soy yo el que suele quejarse de los pasajes. El viernes fuimos a la ciudad de Coronel Bogado. Me presenté con mi acompañante, porque no puedo viajar solo; quieren cobrarme ya otra vez a mi acompañando. Diciéndole que iba a llamarle a la Dinatran, me cedieron el pasaje”, relató, hastiado por una escena repetida cada ocasión que pedía su derecho.

“Ya no da más gusto cuando te presentás con respeto con tu documento a presentar el pasaje, y ya no da más gusto. Me dieron el pasaje; llego a Coronel Bogado a la tarde, solicito en la empresa Nuestra Señora de la Asunción, y el mismo problema: me dicen que la empresa es tercerizada y que tengo que pedir 24 horas antes el pasaje”, insistió y se declaró casi vencido por el cansancio.

Una semana antes, había llamado a ABC Cardinal para decir que en Senadis no había medicamentos, neurólogos ni odontólogos. 

Gloria Candia, otra usuaria de Senadis que se manifestó esta mañana y vio morir a su compañero de lucha. “¿Luchamos para que un compañero muera? No valió la pena, entonces”, se lamentó con voz temblorosa de impotencia.

Candia lamentó que Aponte cayera frente a los responsables de la institución, y aun así tardaron 40 minutos en atenderlo y no había ambulancia para trasladarlo a un centro asistencia. Dijo que lo metieron en una camilla y lo dejaron ahí.

“El secretario privado con cargo de ministro, que es César Martínez, no hace nada desde que está en el cargo. La institución nunca estuvo tan mal. Estamos sin medicamentos desde el año pasado. No hay prótesis, no hay silla de ruedas, no hay nada”, denunció justamente como algo que motivó la protesta.

Fuente de la Noticia

Comentarios

Articulos Relacionados