Estudiante murió electrocutado en una escuela

Estudiante murió electrocutado en una escuela

YUTY. Un estudiante falleció electrocutado dentro de una institución escolar y su padre teme que el caso quede impune. La directora de la casa de estudio se desentiende de la desgracia que ocurrió a raíz de una irresponsabilidad de la educadora.

El padre de un estudiante de 14 años que falleció electrocutado dentro de la Escuela Básica 5131, San Rafael, de la Compañía Azamecue de este distrito caazapeño, busca justicia para su único hijo. El adolescente estaba haciendo la poda de un árbol en hora de clase, a pedido de la directora de la institución, Rufina Centurión.

Una de las ramas que estaba cortando hizo contacto con un cable del tendido eléctrico de media tensión y le provocó una descarga que le mató instantáneamente.

La víctima fatal es Isidoro Ramón Báez Martínez, alumno del noveno grado, hijo de Luis Beltrán Báez y de Fátima Martínez. El padre dijo que tanto él como la madre (su esposa) no estaban en conocimiento del trabajo que iba hacer el chico.

El hecho ocurrió el pasado jueves 7 de marzo, día en que estaba lloviznando y la directora pidió al joven que hiciera la poda del árbol. Le ofreció 30.000 guaraníes por un trabajo de media hora, y él quería hacer, porque aquí esa plata se gana en un día de trabajo, sostuvo el padre.

La directora Rufina Centurión se desentiende de nuestra desgracia, no vino ni para el rezo, y las clases se desarrollaron normalmente, o sea, que no le interesó lo que le ocurrió a mi hijo por su irresponsabilidad. Cuando le reclamé, me dijo que ya hizo lo que tenía que hacer, que le auxilió hasta el hospital de Yuty y de ahí le mandó a llevar el cuerpo hasta nuestra casa. Yo quiero que la justicia investigue el caso, manifestó el progenitor.

Luis Beltrán Báez aseguró que en la fiscalía el caso se está archivando,  que la muerte de su único hijo varón va a quedar en el “oparei”.  En la ciudad de Yuty hay mucha impunidad, aseveró.

Fue imposible hablar con la directora Rufina Centurión, porque no atiende su teléfono. Igualmente, en la Fiscalía no pudimos conversar con el fiscal del caso, Ernesto Alvarenga, porque también su celular estaba apagado. 

Fuente de la Noticia

Comentarios

Articulos Relacionados