Duplican costo de sesiones de radioterapia

Duplican costo de sesiones de radioterapia

Las sesiones de radioterapia en el Instituto Nacional del Cáncer están con sobrecarga ya que el Ministerio de Salud decidió anular la licitación de provisión del servicio con una clínica privada, que absorbía el 50% de los pacientes, por duplicar precios.

El único acelerador lineal para radioterapia que posee el Ministerio de Salud está trabajando a tiempo completo y las sesiones de los pacientes con cáncer se están reagendando para cumplir con todos debido a que se decidió anular la licitación de provisión de servicio de radioterapia con el Instituto Codas Thompson que absorbía al 50% de los enfermos que recurren al Instituto Nacional del Cáncer (INCAN) para recibir su tratamiento.

El doctor Juan Carlos Portillo, director general de Desarrollo de Servicios y Redes de Salud del Ministerio de Salud, explicó que tomaron esta medida debido a que llamativamente el instituto prácticamente duplicó el costo de cada sesión por lo cual decidieron hacer una licitación pública por el proceso de subasta a la baja electrónica para que otros oferentes puedan presentar sus propuestas.

“El INCAN registra un promedio de 120 a 150 pacientes diarios para radioterapia de los cuales el 50% era atendido en el Instituto Codas Thompson en el marco de un contrato que se hizo por licitación del servicio. Ocurrió algo que a todos nos llamó la atención. El costo por el contrato que estaba vigente, que feneció no hace mucho, era de G. 333.000 por sesión de cada paciente. Ese contrato fue ampliado en un 20%, que es lo que la ley permite. Luego se lanzó una nueva licitación para un nuevo contrato, para adquirir un paquete de sesiones, y el monto ofertado por Codas Thompson subió a G. 585.000 por sesión”, refirió Portillo.

Por este motivo, el equipo técnico del Ministerio de Salud, involucrado en el análisis de las ofertas , sugirió y recomendó por la gran variación de un precio a otro, convocar a una licitación a la baja electrónica. “Para una licitación se toma un precio referencial. Uno tiene el precio de referencia del mercado de lo que se pagó en las últimas tres licitaciones y se promedia; entonces, de ese promedio se puede aceptar un margen de variación, pero lo que pretendió Codas Thompson excede ese margen, porque son más de G. 250.000. Subió cerca del 50% el costo, y cualquier estimación de precio referencial se excede por lejos con esa cifra”, dijo.

Portillo señaló que con esta acción están salvaguardando los intereses institucionales porque pagar G. 250.000 más por sesión iba a limitar la cantidad de sesiones que pudieran ser adquiridas por el ministerio. Agregó que este año está previsto contar con otro aparato de radioterapia y uno más próximamente. Indicó que para suplir el déficit el país necesita en promedio tres aparatos de radioterapia.

Nos comunicamos con el Instituto Codas Thompson, pero no obtuvimos retorno a nuestras consultas sobre el motivo por el cual aumentaron el precio de cada sesión de radioterapia a casi un 50% más de lo que ofertaron en licitaciones anteriores al Ministerio de Salud.

 

Fuente de la Noticia

Comentarios

Articulos Relacionados