Chicana posterga juicio

Chicana posterga juicio

La defensa del senador Víctor Bogado planteó como incidente al inicio del juicio una excepción de constitucionalidad, con lo que logró postergar hasta el martes 23 el inicio del juzgamiento del caso conocido como niñera de oro.

Hoy, finalmente, tras 5 años de dilaciones en el proceso se debía iniciar el juicio a Víctor Bogado y Gabriela Quintana, la niñera de oro, por cobro indebido de honorarios y estafa, pero el abogado Óscar Germán Latorre presentó un incidente que obligó a postergar por una semana el juicio oral y público.

Lea más: Revés para niñera de oro

Con relación a los incidentes planteados por la defensa, el Ministerio Público va a contestar oportunamente para la continuación del juicio oral. Vamos a adelantar que vamos a solicitar el rechazo de cada uno de ellos, afirmó la fiscala Liliana Alcaraz, una de las que llevan el caso.

Con respecto a la excepción de constitucionalidad, la fiscala también consideró que no corresponde y que esto no debería frenar el juicio, que será retomado el martes posterior a la Semana Santa.  

Con relación a la excepción, eso tiene un trámite previsto según el Código de Procedimiento Civil (...) que habla de que solamente podría ser suspendido (el juicio) en el caso que la Corte disponga una medida cautelar en ese sentido, explicó.

Cree igualmente que con el rechazo a la acción de inconstitucionalidad presentada por Quintana, al tener los mismos argumentos, la medida presentada ahora por Bogado también debería ser rechazada. 

Nuestro interés es que se debata, afirmó Latorre, argumentando que supuestamente ellos están a favor del esclarecimiento del caso en el juicio; sin embargo, junto con la defensa de la otra acusada presentaron un tendal de incidentes para tratar de anular el proceso.

Vamos a sacar las caretas que lamentablemente están acompañando a este juicio y esto no contribuye en nada ni a la imagen del Ministerio Público y mucho menos a la seguridad jurídica, remarcó el defensor del legislador, al que se lo veía tranquilo, aunque no tanto como en la sesión pasada del Senado, cuando se pasó tirando besitos a su celular.

 

Fuente de la Noticia

Comentarios

Articulos Relacionados