A 23 años de la extraña muerte de cimeforista, envían mensaje a Marito

Vicente Ariel Noguera, quien entonces tenía 17 años, murió torturado cuando cumplía su servicio militar en un establecimiento castrense el 11 de enero de 1996, su madre María Isabel Noguera relató todo lo sucedido y envió un mensaje al presidente de la República ante las últimas declaraciones sobre el Servicio Militar Obligatorio. Le pido que revea esta situación. Su hijo debe estar fuera de los cuarteles, el Paraguay tiene un compromiso internacional, mencionó.

Noguera es titular de la Asociación de Familiares de Víctimas del Servicio Militar (Afavisem) y detalló para Radio Ñandutí cómo se enteró de la muerte de su hijo que, como era menor, estaba al cuidado del Estado. El joven falleció en extrañas circunstancias hace exactamente 22 años, en Mariscal Estigarribia.

La madre de Vicente lamentó que en ese entonces las autoridades no hayan aclarado lo sucedido con su hijo y los motivos por los cuales se dio su deceso. “Me dicen que amaneció muerto en su cama y era toda la explicación que yo recibí cuando él falleció”, lamentó.

“No puede un chico sano como era arielito, él trabajó hasta el último día que se fue al cuartel, era carpintero y trabajaba en casa. Era un muchacho que practicaba deportes y artes marciales, era imposible que amanezca muerto porque sí en su cama”, contó doña María Noguera.

“Se le hizo la autopsia pero no pudieron explicar por qué murió mi hijo. Médicamente nunca se pudo explicar por qué se murió mi hijo”, lamentó la mujer.

Relató además que al momento de serle entregado los restos de su hijo, el joven aparecía con un golpe en la cabeza y con un rostro de dolor. “Hace 23 años que partió y aún lo tengo presente”, sostuvo.

“Él fue asesinado, murió torturado no tengo ninguna duda al respecto. Por eso mi lucha sigue”, aseveró.

El Estado Paraguayo no había cumplido con el acuerdo que firmaron en agosto del 2011 por lo que renunció al acuerdo no cumplido por las autoridades y envió el caso a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que que sea juzgado, en la que el Estado reconoció su responsabilidades.

Es por eso que hoy la mujer, a tantos años de la muerte de su hijo, exige al presidente de la República que revea su posición al respecto de la permanencia de menores en los cuarteles del Servicio Militar Obligatorio.

“Me causa mucho dolor e indignación porque es un retroceso a una lucha durísima. Es un retroceso total. Esta lucha no fue por mi hijo, fue en nombre de los hijos de los hijos que vendrán de todos los jóvenes que tienen que ser respetados. Su hijo debe estar fuera de los cuarteles, el Paraguay tiene un compromiso internacional que los menores no pueden ingresar a los cuarteles”, subrayó.

Fuente: Ñandutí

 

!!!Dale play a nuestra radio!!!

Fuente de la Noticia

Articulos Relacionados

Comentarios