Vacunación obligatoria en EE.UU. para frenar sarampión

Vacunación obligatoria en EE.UU. para frenar sarampión

NUEVA YORK. El sarampión sigue extendiéndose en Estados Unidos, con 555 casos declarados, según cifras del Centro para el Control de Enfermedades (CDC), con dos focos principales en Nueva York, donde se adoptaron medidas para obligar a la vacunación.

 

Estos datos, publicados en el momento en el que la Organización Mundial de la Salud (OMS) anuncia un aumento del 300% de los casos de sarampión en el mundo en el primer trimestre de 2019, hacen del brote estadounidense la segunda peor epidemia registrada en el país, desde la eliminación oficial de la enfermedad en 2000.

Los dos principales focos de la enfermedad, detectada en 20 estados, se encuentran en Nueva York: según nuevas cifras develadas la tarde del lunes, 329 casos han sido declarados en la ciudad misma, sobre una población de 8,5 millones de habitantes; y 186 en el condado de Rockland, que tiene unos 300.000 habitantes.

Para contener la epidemia, tanto el condado de Rockland como el ayuntamiento de Nueva York declararon el estado de emergencia sanitaria y adoptaron medidas extremas, para gran pesar de los colectivos anti-vacunas.

El ayuntamiento de Nueva York ordenó el 9 de abril vacunarse a todas las personas que viven o trabajan en los cuatro barrios más afectados, en Williamsburg, al noroeste de Brooklyn, bajo pena de acciones penales y una multa de 1.000 dólares.

Prueba de que va en serio, el ayuntamiento anunció el lunes el cierre de una guardería que no quería plegarse a la obligación de transmitir a las autoridades los datos sobre vacunación de sus niños. Unas 23 escuelas y guarderías han recibido también advertencias por no haber excluido a infantes no vacunados, según la alcaldía.

La ciudad había lanzado ya hace varios meses una fuerte campaña para promover la vacunación, distribuyendo folletos, difundiendo información en línea y llamando por teléfono en yidis a miles de miembros de la comunidad ortodoxa. En Rockland, a finales de marzo, las autoridades prohibieron en los lugares públicos a menores no vacunados.

Muchas vacunas son teóricamente obligatorias en Estados Unidos para asistir a la escuela, pero 47 de los 50 estados, entre ellos Nueva York, tienen dispensas, en particular por motivos religiosos. El sarampión, muy contagioso, había sido declarado oficialmente erradicado de Estados Unidos en el año 2000.

Fuente de la Noticia

Comentarios

Articulos Relacionados