Paraguayos victimas de trata en Argentina: chino-taiwanés, jefe de la banda detenido

Las fuerzas de seguridad argentinas desarticularon hoy una banda criminal que sometí­a laboralmente a 16 personas de nacionalidad paraguaya, boliviana y argentina, y detuvieron a cuatro personas, entre ellos al jefe del grupo, un hombre de nacionalidad chino-taiwanesa.

Buenos Aires, 4 ene (EFE).- Las fuerzas de seguridad argentinas desarticularon hoy una banda criminal que sometía laboralmente a 16 personas de nacionalidad paraguaya, boliviana y argentina, y detuvieron a cuatro personas, entre ellos al jefe del grupo, un hombre de nacionalidad chino-taiwanesa.

Según los investigadores, los delincuentes actuaban con la fachada de una empresa formal y capturaban a sus futuros trabajadores en la provincia argentina de Santa Fe (centro), explicó el Ministerio de Seguridad en un comunicado.

Posteriormente, los trasladaban por temporadas a un campo situado en la localidad de Virrey del Pino, en el conurbano bonaerense, donde se encargaban del cultivo y la recolección de vegetales que después vendían envasadas como ensaladas a grandes cadenas de supermercados de todo el país.

Los 16 trabajadores fueron encontrados en "una situación habitacional deplorable y en condiciones de hacinamiento y en total vulneración de sus derechos".

"Frente a casos de trata de personas, nuestra prioridad es siempre proteger la integridad física y emocional de los damnificados. Para eso trabajamos de forma articulada con otros organismos especializados en la contención de las víctimas", dijo la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, sobre el caso.

El operativo fue posible después de que la policía detuviera, en una acción coordinada entre diferentes divisiones de las fuerzas de seguridad, a tres integrantes de la organización el pasado 21 de diciembre.

Esto permitió el arresto en el día de hoy del líder de la banda, un ciudadano chino-taiwanés que se encargaba de reclutar a los trabajadores en San Antonio de Obligado, a 450 kilómetros de la ciudad de Santa Fe.

Además, los agentes se incautaron de dinero en efectivo, documentos de identidad, teléfonos móviles y documentación de vital importancia para la causa.

Articulos Relacionados

Comentarios