OTAN celebra 70 años, pero Trump no es parte de la fiesta

OTAN celebra 70 años, pero Trump no es parte de la fiesta

WASHINGTON. Setenta años después de su creación para contrarrestar el poder de la Unión Soviética, Rusia ha vuelto a ser la prioridad en la agenda de la OTAN.

 Aunque la alianza enfrenta otro problema más inesperado: las críticas del presidente de Estados Unidos.

Los ministros de Relaciones Exteriores de las 29 naciones que integran la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) se reunirán miércoles y jueves en Washington para soplar las 70 velitas.

El resurgimiento del poder ruso será el tema central de la cita de la alianza, en un contexto internacional de una falsa nueva Guerra Fría.

El jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, dijo en una comparecencia en el Congreso el miércoles que espera que los países puedan “anunciar otra serie de acciones” comunes “para contrarrestar lo que Rusia está haciendo en Crimea”, la península ucraniana anexada en 2014 por Moscú.

Pero si contener a Rusia es algo común para la OTAN, su nueva dinámica interna no lo es, con el presidente Donald Trump sugiriendo de manera constante que sus aliados se aprovechan de Estados Unidos.

Trump, quien reprendió el año pasado a los aliados en una cumbre en la sede de la OTAN, en Bruselas, ha presionando a los Estados miembro para alcanzar el objetivo establecido en 2014 de destinar el 2% del PIB a defensa militar.

Incluso, regularmente renueva dudas sobre su compromiso con este pilar de las relaciones de Estados Unidos con Europa como cuando, de manera sarcástica, se preguntó si valía la pena defender a pequeños Estados miembro como a Montenegro.

Pompeo defendió la postura de Washington, afirmando que se trata de “asegurar que la OTAN esté presente los próximos 70 años”.

El jefe de la diplomacia estadounidense dijo que discutirá el gasto y de nuevo señaló a Alemania, que planea destinar al rubro de defensa menos del 2% y disminuirlo para 2023.

“Cuando hable con mis contrapartes, empezarán diciendo ’Estados Unidos necesita hacer X y Y porque Rusia representa una amenaza”, dijo Pompeo en un foro de la revista conservadora National Review.

“Entonces les preguntas ’Bien, eso es increíble. Dime qué estás dispuesto a hacer’. Y ellos dicen ’Es duro. Nuestros electores simplemente no quieren gastar dinero en defensa militar”, dijo Pompeo riéndose.

Aniversario discreto

 Los líderes de la OTAN tendrán en diciembre en Londres la cumbre anual, pero las celebraciones del 70 aniversario son especialmente discretas.

Esto marca un fuerte contraste con el aniversario 50 en 1999, que sacudió a Rusia y consiguió cerrar las calles de Washington de tal forma que los locales siguen hablando de eso.

Jefes de Estado visitaron a Bill Clinton en la Casa Blanca, se incorporaron nuevos miembros como República Checa, Hungría y Polonia, mientras que los líderes planeaban el siguiente paso en la campaña de bombardeos de la OTAN en Serbia.

Este año los ministros de Relaciones Exteriores sostendrán conversaciones en The Anthem, un nuevo espacio para escuchar música reservado para la ocasión.

El secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, se encontrará el martes con Trump y al día siguiente se dirigirá al Congreso.

Derek Chollet, quien dirigió la política militar de Estados Unidos en la OTAN durante la presidencia de Barack Obama, dijo que esperaba que los miembros de la OTAN subrayen las ventajas de la alianza.

“Pero la preocupación es Trump, cuya “nube cuelga” sobre el futuro de la organización, dijo Chollet, actual vicepresidente ejecutivo de la Fundación German Marshall en Estados Unidos.

A los demás países miembro “les preocupa que un miembro fundador de la alianza se haya convertido en el más impredecible, y quizá en el menos confiable”.

¿Debería haber sobrevivido a la Guerra Fría?

Mientras que la derecha populista ha intensificado sus ataques contra la OTAN, la alianza ha sido durante mucho tiempo una pesadilla para la izquierda, que planea salir a protestar por el aniversario.

Grupos pacifistas planean marchar alrededor de Washington y realizar una contra conferencia sobre alternativas a la OTAN.

La alianza “debería haberse retirado en vez de reprogramarse para dominar en el Siglo XXI”, estimó Joseph Gerson, coordinador de desarme del American Friends Service Committee.

Sin mostrarse indulgente con el presidente ruso Vladimir Putin, cree que era de esperarse que Rusia “reaccionara” a la expansión de la OTAN.

“Solo piensa en cómo Estados Unidos está preocupado por un par de aviones de Rusia yendo hacia Venezuela”, afirmó.

“Queremos también que la gente entienda que la OTAN se ha convertido en una alianza global en maneras que tienen muy poco que ver con la defensa de Europa”, añadió.

De hecho, recientemente Trump propuso incorporar a Brasil en la alianza al darle la bienvenida al nuevo presidente de extrema derecha, Jair Bolsonaro.

Derek Chollet dijo que los eventos recientes demuestran que Rusia sigue siendo la principal amenaza para la OTAN, aunque espera ver a los países de la alianza discutir cada vez más los desafíos que presenta China.

Fuente de la Noticia

Comentarios

Articulos Relacionados