Industrias de Brasil, en dificultades para despegar

Industrias de Brasil, en dificultades para despegar

La producción industrial de Brasil registró en febrero una decepcionante expansión de 0,7% respecto a enero, cuando había retrocedido 0,8%, revelaron datos oficiales, que ponen en evidencia las dificultades de despegue de la mayor economía latinoamericana

RÍO DE JANEIRO. La estimación promedio de 23 analistas consultados por el diario económico Valor era de un crecimiento mensual de 1,1%.

En comparación con febrero de 2018, hubo un crecimiento de 2%. En los dos primeros meses del año, la producción industrial brasileña registra una contracción de 0,2% en comparación con el mismo periodo del año anterior, en tanto que en el acumulado de 12 meses el índice es positivo, con un crecimiento de 0,5%.

El entusiasmo de los inversores por la llegada al poder en enero del presidente Jair Bolsonaro se vio rápidamente temperado por disputas políticas dentro del propio gobierno, que ponen en duda la pronta aprobación de la reforma de las jubilaciones, considerada esencial por los mercados para sanear las cuentas públicas.

La producción industrial de Brasil creció 2,5% en 2017, después de dos años de hundimiento en el marco de una recesión histórica, pero en 2018 desaceleró a 1,1%. El PIB también creció 1,1% tanto en 2017 como en 2018.

La última encuesta semanal Focus de expectativas del mercado prevé un crecimiento de la producción industrial de 2,50% en 2019 y un PIB en alza de 1,98%, en una rápida degradación de las expectativas (a inicios de enero, las proyecciones eran de un aumento de 3,04% de la producción industrial y de 2,53% del PIB).

En febrero, hubo una contracción en 10 de los 16 sectores examinados, empezando por el de las industrias extractivas (-14,8%) , bajo presión de la catástrofe provocada por la rotura de un dique minero en Brumadinho, que en enero dejó más de 300 muertos y desaparecidos y obligó a Vale a paralizar su producción en varios sitios.

También hubo una contracción de la producción de vestimentas y accesorios (-4,8%) y de producción de metales (-2%).

Las principales influencias positivas se debieron a la fabricación de automóviles, remolques y carrocerías (+6,7%) , productos alimenticios (+3,2%) y coque, derivados del petróleo y biocombustibles (+4,3%) .

Fuente de la Noticia

Comentarios

Articulos Relacionados