Policí­a condenado no usó correctamente su arma y tení­a antecedentes

La jueza Elsa Garcí­a explicó los agravantes que culminaron en la condena del suboficial Benito Sanabria. Entre estos están el uso indebido de su arma, la lesión grave del diputado y un antecedente por violación.

En primer lugar, la magistrada aseguró que el agente fue procesado por lesión corporal en ejercicio de la función pública. El agravante que va de 6 a 15 años de cárcel fue el de causar un daño gigante al rostro del legislador Edgar Acosta.

Esta lesión fue probada en el juicio y además se tuvo en cuenta todas las penurias que tuvo que pasar la víctima para llevar su vida con normalidad. Entre estos destacan las más de diez operaciones de reconstrucción, inyecciones en la lengua y nariz sin anestesia, así como malestares provocados por los antibióticos.

Por su parte, se comprobó que Sanabria transgredió el protocolo de un antimotín escopetero porque era su obligación disuadir a la dispersión de la multitud y no atacar. Para ello, debía realizar disparos al aire y no dañar la integridad física de los manifestantes.

"La única persona que disparó entre la multitud fue Sanabria porque puso su escopeta de manera horizontal y dio al rostro de la víctima. Esa no es la manera correcta de usar el arma", explicó García para Noticias Paraguay.

Otro agravante fue el antecedente por coacción sexual y violación que pesa contra Sanabria. La sentencia por este caso se dio meses atrás y no afectó su carrera policial porque estaba siendo investigado por lo del 31 de marzo del 2017.

Todos los detalles, abajo:

Articulos Relacionados

Comentarios