Pasó la noche en el corralón por desconfiar de los zorros

Agentes de la Patrulla Caminera demoraron el miércoles por la maí±ana un camioncito marca Star, guiado por Esteban Elí­as Rolón Marecos, en Villa Elisa, sobre la ruta Acceso Sur, por carecer de habilitación. El hombre y su madre se encerraron en el vehí­culo.

El conductor y su mamá, Blanca Marecos de Rolón (66), quien iba como acompañante, se negaron a descender del vehículo. Los zorros llamaron a la grúa y lo trasladaron al corralón del MOPC, en San Lorenzo, con los ocupantes a bordo.

“Ellos estaban muy alterados, se negaban a pagar la multa, luego cerraron el auto y se fueron. Volvieron a la siesta cuando las oficinas administrativas ya estaban cerradas”, dijo el inspector Pablo Benítez.

El funcionario avisó al propietario que tenían que esperar al siguiente día. “Ya eran las 17:00 y les dije que el corralón debía cerrarse y solo el personal de guardia podía quedar adentro”, explicó Benítez.

En ese momento, la señora Blanca subió al camioncito y se encerró. Agentes de la Comisaría 1ra. conversaron con la mujer, pero no la convencieron de bajar.

A las 21:15, la asistente fiscal Nilse Fernández llegó hasta el cuartel de la Caminera y propuso a la mujer lacrar el rodado. “No voy a bajar de acá porque no confío en los zorros, van a poner algo en el tanque (de combustible) para descomponer mi camión”, advirtió Marecos.

Tras casi una hora, finalmente bajó. Al enterarse de que sería multada por “desacato”, subió a la carrocería y amenazó con un ladrillo a la agente fiscal. “Acá vamos a reventarnos todos”, amenazó Marecos, según consta en un acta. La señora estuvo en la carrocería hasta el amanecer. Luego de que el propietario pagó la multa, retiraron el rodado.

Fuente de la Noticia

Articulos Relacionados

Comentarios