Murió chofer tras choque causado por un ebrio

El conductor de la Lí­nea 27 que se accidentó ayer falleció a causa de un traumatismo de cráneo. El trabajador chocó luego de tener que desviar a un conductor que, en total estado de ebriedad, cruzó un semáforo en rojo.

Aurelio Escobar, conductor de la Línea 27, salió a trabajar a primeras horas de la mañana del 1 de enero de este año. Cuando se encontraba ya saliendo del microcentro capitalino, un joven en estado etílico ocasionó un accidente en el cual tanto el chofer como una pasajera resultaron con graves heridas.

Escobar falleció en el Hospital de Trauma a causa de un fuerte traumatismo de cráneo. El que ocasionó el accidente fue identificado como Marcelo Ortiz (20), quien fue sometido al alcotest, que arrojó como resultado 1,03 ml de alcohol en sangre.

El joven pasó el semáforo en rojo de la esquina en Montevideo y General Díaz. A raíz de ello, el chofer del ómnibus tuvo que realizar una brusca maniobra para evitar colisionar contra el rodado y finalmente chocó contra un negocio.

Mientras que el chofer de la Línea 27 salió despedido del colectivo, Ortiz terminó con leves heridas y fue atendido en un sanatorio privado.

Articulos Relacionados

Comentarios