Ministerio de la Mujer ignoró a ví­ctima de trata

Ministerio de la Mujer ignoró a ví­ctima de trata

Una ciudadana boliviana que fue ví­ctima de trata de personas solicitó asistencia en reiteradas ocasiones al Ministerio de la Mujer, ya que se encontraba sola en nuestro paí­s. Tras ser ignorada, el Ministerio Píºblico se vio obligado a ayudarla a regresar.

La ciudadana del vecino país, cuyo hombre omitimos para salvaguardar su identidad, fue traída a Paraguay por una red de trata de personas para ser sometida a explotación laboral. Sin embargo logró escapar de sus captores y llegó hasta las autoridades paraguayas con el fin de encontrar refugio.

Según relató, el 15 de diciembre se puso en contacto con ella una funcionaria del Ministerio de la Mujer con quien tenía que coordinar para su ingreso al albergue que administra dicha cartera. Conversó con una psicóloga y le solicitaron que regrese cinco días después, el 20 de diciembre pese a que no tenía dinero.

La promesa nuevamente fue que sería admitida en el refugio para mujeres en situación de vulnerabilidad, una vez que tenga la autorización de la directora de dicho centro. Sin embargo, esto no ocurrió nunca.

Ese día la psicóloga le volvió a prometer que ingresaría el 27 de diciembre al albergue, mientras la víctima continuaba sobreviviendo como podía ya que no conocía a nadie en nuestro país.

Su estadía en Paraguay fue muy complicada. Fue gracias a la caridad de algunas personas que tenía algo que comer mientras esperaba que el Ministerio de la Mujer atendiera su caso.

Esta situación de abandono por parte del Ministerio llegó hasta la Unidad Especializada en Lucha contra la Trata de Personas de la Fiscalía, quien asumió los gatos y la albergó en un hotoel céntrico, además de garantizarle la alimentación suficiente mientras tramitaba su retorno a Bolivia a través de la embajada.

De igual manera dicha dependencia de la Fiscalía le proporcionó asistencia médica, clínica y ginecológica en el Hospital de Barrio Obrero, mientras el Ministerio de la Mujer seguía ignorando las necesidades por las que atravesaba la mujer.

Fue la fiscal María Isabel Arnold, de Lucha contra la Trata de Personas, quien recogió el relato de la víctima y acercó una queja formal dirigido a la ministra de la Mujer, Ana María Baiardi, señalándole la falta de sensibilidad y de respuesta de los funcionarios a su cargo ante una extranjera en situación de calle, condición que la dejó doblemente vulnerable.

Intentamos dialogar con la ministra Baiardi para hablar de este caso con ella, pero la misma no se encuentra en nuestro país.

 
Fuente de la Noticia

Comentarios

Articulos Relacionados