Los órganos no van al cielo: "La muerte cerebral es irreversible

El doctor Agustí­n Saldivar, especialista en trasplante de órganos, explicó los procesos que lleva practicar una ablación y abordó puntos que buscan generar conciencia sobre la importancia de ser donadores.
En una entrevista didáctica, el doctor Agustín Saldivar abordó el tema de la donación de órganos desde el punto de vista en cómo lo vive un profesional especializado en este materia, detalló de forma sencilla el complejo trabajo y el arduo esfuerzo que realizan los médicos en las cirugías para seguir manteniendo con vida al paciente en ese espacio de tiempo en que se debe sacar el órgano del receptor para implantar el del donante. 
 
Tocó además el punto que tiene que ver con la muerte cerebral, proceso en que pese a que el corazón siga latiendo, el cerebro cesa en su actividad y comienza a descomponerse. Esta situación, es la ideal para que la persona fallecida sea un potencial donador, no obstante los médicos se suelen encontrar con la negativa de las familias que aún piensan que su allegado podrá recuperarse, no obstante, aunque sea doloroso admitirlo, la muerte cerebral es irreversible. 
 
Actualmente en Paraguay se realizan trasplantes de corazón, hígado, riñones y córneas. El trasplante de hígado es el más complejo, ya que es el órgano encargado de la coagulación, y mientras se le extrae dicho órgano al receptor, el equipo debe aspirar la sangre que va perdiendo el paciente y reintroducirlo al cuerpo con un aparato especial, por lo que no se necesita transfusiones.
 
El galeno agregó además que lastimosamente se siguen encontrando con personas que se rehúsan a autorizar que su familiar fallecido done sus órganos, en algunos de los casos por cuestiones religiosas o por tabúes que de alguna manera reflejan ignorancia concerniente a la necesidad existente en este ámbito de la salud, esto independientemente al nivel socioeconómico de la familia. 

Articulos Relacionados

Comentarios