Intendente dice que no existen obras fantasma, sino hechas en otro lugar

El intendente de Acahay, Alcides Sosa dijo que no existen obras fantasma en su administración durante el ejercicio fiscal 2017. Con respecto a una cicloví­a que debí­a haberse construido en el acceso a la ciudad, afirmó que “trasladó a otro lugar”, pero la Junta desconoce cambios.

Dale Play a nuestra Radio Oñondivepa 102.3 Fm.

---------------------------------------------------------------

En el ejercicio fiscal del año 2017 el intendente de esta localidad Alcides Sosa administró más de G. 4.800 millones de los recursos municipales. La Junta Municipal cuestiona su gestión por haber hecho adjudicaciones directas de obras, presuntas obras fantasma y supuestas sobrefacturaciones por reparación de caminos vecinales y trabajos no aprobados por la corporación legislativa por más de G. 1.000 millones.

La Comisión de Hacienda y Presupuesto de la Junta Municipal sugirió el rechazo de la ejecución presupuestaria 2017, luego de detectar inexistencia de obras pagadas en su totalidad y fraccionamiento del costo de trabajos para adjudicar en forma directa a una empresa.

Citan que la comuna pagó G. 73 millones por la construcción de una ciclovía, pero que no se llevó a cabo. El jefe comunal dijo a corresponsalía de Abc que no es una obra fantasma, sino que él decidió hacer en otro lugar.

Según dijo, el proyecto se realizó en el barrio San Blas; en el sitio actualmente donde se está construyendo lo que sería la vereda de una descuidada plaza pública.

El intendente Alcides Sosa no puso a consideración la modificación del proyecto.

Asimismo, en el informe de gestión del intendente figura que en las diferentes compañías fueron supuestamente reparados caminos vecinales por G. 600 millones. Sin embargo, las quejas de los pobladores de las zonas rurales es una constante.

El presidente de la Junta Municipal, Mario Riquelme manifestó que ellos solo recibieron un informe de refacción de la escuela Pancha Garmendia por G. 217 millones, mientras las demás obras fueron manejadas solamente por el intendente y como no se cumplieron los procesos legales para la adjudicación, fue rechazado por el colegiado.

El intendente municipal, Sosa, manifestó que él es incapaz de robar un solo guaraní a su pueblo y que los cuestionamientos es solo por cuestiones políticas, porque en la comunidad no se curaron las heridas del internismo.

Dijo que se tomó la atribución de cambiar en forma unilateral los proyectos de un lugar a otro a pedido de los pobladores y que no puso a consideración de la Junta Municipal, porque cuestionan mucho y se pasan rechazando sus planes. Por ese mismo motivo decidió trabajar en forma independiente de la corporación legislativa, expresó.

Articulos Relacionados

Comentarios