Dos nuevos casos de nií±os que se quemaron por lí­quidos hirvientes

Desde el Hospital del Quemado reportaron que recibieron dos nií±os del departamento de Caaguazíº que presentaron quemaduras por lí­quidos. En dí­as de frí­os, incrementa el níºmero de pacientes pequeí±os quemados.

El director del nosocomio, Bruno Balmelli, aseveró que el primer caso recibido el lunes fue el de un bebé de 5 meses que llegó con quemaduras por agua hervida en el cuello. Tras la intervención de los profesionales, el pequeño ya fue dado de alta y residirá en el albergue mientras prosigan con su tratamiento.

Por su parte, a las 15.00 de este martes llegó otro menor de edad con el 19 por ciento de su cuerpo con quemaduras que abarcan su brazo, pecho y abdomen. Si bien sus heridas son profundas y extensas, no requiere ingresar a Terapia Intensiva, por lo que en las próximas horas será sometido a quirofano para sanaciones específicas.

En ambos casos, los afectados se quemaron en la cocina. "Toda quemadura es prevenible, los adultos debemos regular esfuerzos para evitarlas", acotó el director para Noticias Paraguay.

Balmelli recalcó que en estos días de frío se triplican la cantidad de pacientes que acuden al hospital. "Llegan 20 pacientes al día regularmente, mientras que en esta estación son atendidas 60 personas, de las cuales, alrededor de un 60 por ciento son menores".

La gran mayoría de los casos es el resultado de la curiosidad de los bebés de manipular sartenes u ollas que se encuentran a su alrededor o por la negligencia de padres que cocinan con su criatura en brazos. Al día, asisten a decenas de niños quemados por agua, leche, sopa o cocido caliente.

"Un segundo le puede marcar toda la vida a un pequeño", reflexionó el doctor.

El domingo falleció una niña que estiró el cable de una jarra eléctrica cuyo contenido hirviente se le cayó encima. Ocurrió en Loma Plata.

Articulos Relacionados

Comentarios