Condenan a vocalista de Pipa para Tabaco

El cantautor y l√≠¬≠der de la banda Pipa para Tabaco, Pedro Lerea Ram√≠¬≠rez, fue condenado a tres a√≠¬Īos y medio de prisi√≥n por agredir a su expareja, denuncia que se hizo viral en agosto del 2016.

La sentencia fue dada poco después del mediodía. El músico fue declarado culpable del hecho punible de Violencia Familiar y condenado a tres años y seis meses de prisión, sin embargo seguirá libre hasta tanto quede firme la sentencia dictada por el Tribunal integrado por Cinthya Lovera, María Fernanda Garcia de Zuñiga y Héctor Capurro, informó Perla Silguero, periodista de ABC Color.

“Tenía rastros (la víctima) de cortaduras en la cara, tenía la ropa ajada. Fue arrastrada por el empedrado, tenía raspaduras de codos y rodillas. El hecho no se duda”, sostiene la fiscal Silvana Otazú, quien representó al Ministerio Público en este caso. Confesó sentirse un poco decepcionada, ya que esperaba que Lerea reciba la pena máxima, de seis años.

El autor de la conocidas canciones como “Todo Biento” y “Efecto mañanero” dijo durante el último episodio del juicio que no nunca tuvo una relación con la denunciante, Fernanda Frutos y por ende nunca la agredió.

Cuando escuchó la sentencia, pidió que lo sometan a un tratamiento de rehabilitación de las drogas y también clamó por una medida cautelar que no le prive de su libertad, según la fiscal.

 MALTRATO, ACOSO Y DAÑO EMOCIONAL

Fernanda denunció el caso en agosto del 2016 en sus redes sociales y pronto las capturas se diseminaron hasta convertirse en viral. Contó que decidió contarlo tras varios intentos, incluso judiciales, para detener los acosos y daños emocionales. la publicación venía acompañada de capturas de mensajes de texto entre ambos.

Fue la primera vez que recibí golpes y maltratos, me sacó a rastras del cabello de su casa y me dejó afuera, sin que pueda agarrar mis cosas que se habían quedado adentro y desde la terraza empezó a derramarme agua con una manguera mientras que le pedía buscar mis pertenencias y poder irme, narra. Estos sucesos ocurrieron a partir de abril del 2015, tan solo unos pocos meses después de iniciar la relación.

Dijo que pese a haber terminado la relación, los chantajes y maltratos continuaron, lo que había motivado a la publicación de su caso en redes sociales.

Luego que se hiciera público, la Fiscalía lo imputó pero llamativamente la denunciante se desdijo de todo y retiró la denuncia policial que había hecho en su contra. Pese a ello el Ministerio Público continuó con el caso.

Fuente de la Noticia

Articulos Relacionados

Comentarios