Compraron propiedad de Messer para hotel de un gerente cartista

Una de las más de 150 propiedades que el prófugo Darí­o Messer adquirió a través de sus empresas en Paraguay fue comprada por uno de los gerentes del Grupo Cartes para anexarla a su hotel de lujo.

Confortables y amplias habitaciones, piscina, terraza restaurante y café de lujo son apenas algunos de los servicios que ofrece el hotel Las Ventanas, ubicado en el predio del exclusivo Paraná Country Club de Hernandarias y que es propiedad de José Ortiz Escauriza, gerente de Tabacalera del Este SA (Tabesa) y hombre de confianza del presidente Horacio Manuel Cartes Jara.

Fue precisamente para ese hotel que Ortiz Escauriza decidió comprar uno de los más de 150 inmuebles que el prófugo y “amigo del alma” del presidente Cartes, Darío Messer, adquirió a través de las varias empresas que creó en Paraguay para supuestamente lavar dinero.

Según datos de Registros Públicos y del Servicio Nacional de Catastro, el lote 34 ubicado en la manzana 970 de la zona 26 de Hernandarias (Alto Paraná) era propiedad de la firma Matrix Realty SA, primera empresa creada por Messer tras su establecimiento en Paraguay en 2011.

El lote, de 528 metros cuadrados, fue transferido –siempre según los datos que constan en las fuentes públicas– el 4 de marzo de 2015 a la empresa Las Ventanas SA, perteneciente a José Ortiz Escauriza.

Según se puede visualizar en el mapa que aparece en la página web, el lote forma parte ahora del lujoso hotel Las Ventanas Suite.

De esta forma, el gerente de una de las empresas del presidente Cartes terminó comprando para su hotel una de las propiedades del “amigo del alma” del mandatario.

Negocios para el lavado

Desde que se estableció en Paraguay en 2011, Darío Messer adquirió un total de 152 inmuebles a través de sus compañías y socios comerciales.

Las propiedades están distribuidas en todo el territorio nacional y se encuentran en algunas de las zonas más exclusivas de Asunción, como Santísima Trinidad y La Recoleta; y Hernandarias, en el Paraná Country Club.

Según la declaración jurada de Darío Messer al 22 noviembre del 2016, solo entre su inmobiliaria Matrix Realty SA y su ganadera Chai SA movía la friolera de alrededor de 300.000 millones de guaraníes –casi USS 52 millones al cambio actual–.

CHAI llegó a ser denunciada por evasión y falsificación de facturas por Tributación, y el caso no prosperó en la Fiscalía.

Además de los inmuebles, Messer compró alrededor de 12.000 cabezas de ganado distribuidas en sus varios establecimientos.

La desesperada carrera por la adquisición de inmuebles y ganado habría sido con la finalidad de lavar el dinero que obtuvo ilegalmente en Brasil como pieza clave del caso Lava Jato, el mayor escándalo de corrupción de América Latina en los últimos 100 años.

Según datos de la justicia de Brasil, Messer lavó alrededor de 100 millones de dólares pagados en coimas y sobornos al exgobernador carioca Sergio Cabral (preso, con condenas que llegan a los 100 años).

El negocio de los bienes raíces y la ganadería son algunos de los más utilizados para estos ilícitos, debido a que permiten dificultar el seguimiento del origen o del rastro del dinero.

Articulos Relacionados

Comentarios