Arrastraron a un perrito hasta matarlo

“Si existe el infierno para los animales, es aquí­, en Pilar”, afirmó con voz entrecortada y mucha impotencia don Modesto Arríºa, quien viene luchando desde hace 4 aí±os por los derechos de los animales.

El activista quedó con un nudo en la garganta al encontrar muerto a un perrito en medio de la ruta, el pasado jueves. Agusanado y maloliente estaba el animal y, a metros de su cuerpo, la cuerda con la que le arrastraron. Su rostro, algo irreconocible por las heridas, reflejaba el sufrimiento previo a su muerte.

El terrible acto de maltrato ocurrió, presumiblemente, el martes por la noche en el barrio Colinas de Pilar, Ñeembucú. La desgarradora escena fue captada en un video que luego causó indignación. Arrúa, rescatista de la fundación Adopta, protección y bienestar animal, explicó que le avisaron del animalito y fue a buscarlo. Pero al verlo se llevó una desagradable sorpresa.

“Estaba prácticamente sin piel, con heridas, la expresión de su rostro era de un animal que fue torturado hasta morir”, lamentó. El lugar en donde lo mataron es una zona roja, según el denunciante, debido a que cientos de perros y gatos son abandonados allí. “Siempre se los deja en ese sitio, pero primera vez que veo tanta crueldad”, contó.

El hombre ya logró rescatar, junto a Karen Bobadilla, otra voluntaria, unos 30 perros; sin embargo, este último no corrió con esa suerte. “Estamos averiguando, hay un testigo que teme salir perjudicado. De todos modos, vamos a hacer la denuncia y llegar hasta las últimas consecuencias”, aseguró.

Modesto, quien ya radicó varias denuncias sobre maltratos contra las mascotas, lamentó que no se respete ni sus vidas ni la ley que castiga esta práctica. “Está de adorno”, manifestó. Expresó, además, su indignación por la crueldad del ser humano y la indiferencia de los pilarenses. “Se llenan la boca diciendo que Pilar es la capital de la cordialidad pero las acciones no acompañan”, finalizó.

Fuente de la Noticia

Articulos Relacionados

Comentarios