Anuario: Secuestros, feminicidios y sicariatos marcaron el 2017

El 2017 culmina con siete personas secuestradas que aíºn no han sido liberadas ni rescatadas por las autoridades. Además, 53 mujeres no podrán brindar un abrazo en esta fiesta de fin de aí±o porque sus voces han sido apagadas. Además, decenas han perdido la vida en manos de sicarios.

Este año se va apagando y todo parece indicar que siete personas no estarán disfrutando de la cena de fin de año con sus familias, una silla estará vacía este 31 de diciembre en la mesa de cada una. Las familias esperan con ansias el regreso de sus seres queridos, privados de libertad por grupos armados.

Se trata del suboficial de policía Edelio Morínigo, quien lleva 1.274 días privado de su libertad, el ganadero Félix Urbieta (443 días) y los colonos Abrahán Fehr (875), Franz Hiebert Wieler (130) y Bernhard Blatz (119). Todos ellos están secuestrados en la zona norte del país, en poder de los grupos criminales autodenominados Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) y Ejército del Mariscal López (EML).

El EPP había exigido al Gobierno, para liberar a Morínigo, la libertad de seis de sus miembros que están encarcelados; sin embargo, este pedido no fue aceptado y hasta el momento Edelio sigue sin ser liberado ni rescatado por las autoridades.

Por otra parte, el ganadero Urbieta se encuentra en poder del EML, conformado por ex integrantes del EPP, ellos habían pedido la suma de USD 350 a sus familiares para liberarlo, pero hasta el momento no obtuvo su libertad. 

De quien no se supo nada hasta hoy en día es del menonita Fehr.

 

En dos casos, los familiares están cada vez más expectantes de una liberación. Los plagios de Hiebert y Blatz podrían llegar a su fin pronto, luego de que el EPP haya enviado pruebas de vida y sus familias hayan negociado y cumplido con la entrega de víveres a familias de Amambay, Concepción y Asunción.

Por otra parte, en el Departamento de Caaguazú están también privados de libertad Alecio Dresch (73) y Leonardo Farías Dresch (12). Ambos fueron llevados por delincuentes el 23 de octubre de este año, sus captores solicitaron USD 300.000 para liberarlos. Varias personas ya fueron detenidas por el caso, sin embargo, aún están desaparecidos.

Suman los feminicidios

El observatorio Observa Violencia, del Centro de Documentación y Estudios (CDE) y la Articulación Feminista del Marcosur (AFM), registraron 53 casos de feminicidio ocurridos en el territorio paraguayo y seis casos de paraguayas asesinadas en el extranjero, desde enero hasta el 25 de diciembre del 2017.

Un total de 22 de ellas fueron asesinadas con arma de fuego, 11 murieron a causa de golpes, 4 de ellas fueron apuñaladas, 3 fueron estranguladas y 2, golpeadas con mazo; mientras que el resto murió en diferentes circunstancias: quemada, empujada del 8º piso, golpeada con una piedra, atacada con machete o machetillo, entre otros.

Con relación a los victimarios: 26 de ellos fueron detenidos, 11 están prófugos, 8 se suicidaron y en 6 de los casos no hubo detenidos.

La mayoría son mujeres jóvenes. 28 de las 53 mujeres asesinadas tenían menos de 30 años de edad al momento de su crimen. De estas, seis tenían 18 o menos. 

Lista de feminicidios durante el año 2016 y 2017

Por su parte, el Ministerio de la Mujer informó que se han registrado 47 casos de feminicidio en lo que va del año.

Industria del sicariato sigue vigente

En el Departamento de Amambay continúan los crímenes en manos de sicarios. La mayoría de los crímenes se han registrado en Pedro Juan Caballero. En este año 2017, aproximadamente unas 90 personas fueron asesinadas por encargo.

 

El año inició con 15 casos de homicidio registrados en el mes de enero; mientras que en febrero y en marzo hubo 12 homicidios. En el mes de abril hubo 10 víctimas y en mayo nuevamente 12 personas fallecidas. En el mes de junio disminuyó la cifra a nueve y en julio se presentaron solo seis casos, según datos recopilados por el periodista de Última Hora Marciano Candia.

Por otra parte, según la Dirección de Policía de Amambay, desde el 28 de agosto hasta el 28 de diciembre de este año se han registrado 18 asesinatos en manos de sicarios y también se encontraron 8 cadáveres que se presume murieron también en manos de asesinos a sueldo.

Entre los crímenes más significativos y violentos del año se encuentra el de Rodney Pavão, registrado el 14 de marzo. Rodney era hermano del sindicado narcotraficante Jarvis Chimenes Pavão. Con relación al mismo caso, del lado paraguayo asesinaron y decapitaron a un hombre.

Asimismo, en el sexto mes del año sucedió uno de los homicidios más macabros, cuando dos hermanas fueron secuestradas, asesinadas, decapitadas e incineradas.

En el mes de julio, el hecho más violento fue el asesinato de cuatro personas en una discoteca de la ciudad de Pedro Juan Caballero, donde el Comando Vermelho asesinó a miembros del Primer Comando Capital (PCC).

 

Los casos más violentos tienen como característica la tortura, además de la ejecución.

En Asunción

Un caso que sacudió al país se dio en octubre pasado, un ataque a tiros fue cometido por sicarios en el barrio residencial Madame Lynch de Asunción, hecho que dejó como víctimas fatales a un niño de tan solo 5 años de edad y a su padre, de 28 años. La camioneta que fue blanco del ataque acusó 33 impactos de bala.

El atentado criminal alertó sobre la llegada a la capital del país de los tentáculos de la guerra de narcos, que se creía propia de la frontera. Los sindicados como responsables fueron detenidos poco después, pero destaca que es uno de los pocos casos, de los conocidos como ajustes de cuentas, que no quedó en la completa impunidad.

Articulos Relacionados

Comentarios