Agresión policial: Ví­ctima se autolesionó, dice policí­a

El oficial Nelson Villalba, quien presta servicios en la Comisarí­a 20ª Metropolitana, aseguró que Marcelo Leguizamón, el comerciante que denunció haber sido agredido por él y sus compaí±eros, se autolesionó. Sostuvo que el denunciante estaba ebrio.

El comerciante Marcelo Leguizamón denunció este miércoles ante la Defensoría del Pueblo que fue víctima de agresión y hurto por parte de cuatro agentes de la Policía Nacional de las comisarías 20ª y 12ª del área metropolitana.

Nelson Villalba, uno de los intervinientes, se defendió de las acusaciones y alegó que durante el operativo Leguizamón se tiró contra el asiento de su vehículo y allí golpeó su cabeza contra la palanca de cambio.

A raíz de esta situación, los intervinientes, mientras lo llevaban en la patrullera, le sugirieron que se realice un diagnóstico médico, pero el detenido se negó.

“Presumiblemente, como yo veo, estaba totalmente alcoholizado”, aseguró el oficial en contacto con el periodista de NoticiasPy Iván Páez.

Lamentó que no lograron hacerle la prueba de alcotest en el momento y que cuando se la realizaron ya habían pasado varias horas desde el procedimiento. “El resultado dio negativo, pero queda la prueba de alcoholemia que es la de sangre”, agregó.

También mencionó que en el vehículo había marihuana y botellas de cerveza.

Informó que ese día realizaban una patrulla preventiva sobre la avenida Artigas y que si lo detuvieron fue porque vieron cómo el rodado del denunciante iba en zigzag.

“Casi le accidentó a una señora y fuimos para poder verificar el vehículo. Al acercarnos se percató de la presencia policial y aceleró, no se quiso quedar en ningún momento”.

Posteriormente solicitaron apoyo a la Comisaría 12° Metropolitana. “Casi, casi nos chocó”, comentó.

Denunció que cuando intentaban bajarlo de la camioneta, el comerciante le propinó un golpe de puño en el rostro, le araño y le mordió. Al bajarse intentaba cabecearme, nos amenazó de muerte. Todo consta en el acta de procedimiento”, enfatizó.

Aseguró la legalidad del procedimiento porque fue autorizado por el fiscal de turno, quien ordenó que Leguizamón sea llevado a la dependencia policial.

Negó el hecho de hurto y confirmó haberle entregado todas sus pertenencias al detenido. El comerciante denunció que le robaron G. 1 millón en efectivo y dos relojes.

Fuente de la Noticia

Articulos Relacionados

Comentarios