Crimen de Lidia: "Si iba yo, se salvaba tu hija", dijo Soledad al papá de la joven

El papá de la joven asesinada por Marcelo Piloto dijo que el sueño de su hija era ser abogada.

Amable y cariñosa, además de tener un carisma único: así era Lidia Meza Burgos, quien según su padre, don Francisco Meza, desde muy chiquita fue a vivir a la Argentina.

"Cinco años tenía cuando se fue, ella era re mimada", contó el hombre, añadiendo que ella prefería siempre dormir con mamá y papá, pues era la menor de seis hermanos.

La escuela la hizo en la Argentina, pero no la concluyó. Al regresar a nuestro país, en julio pasado, ella empezó a fijar su meta: concluir sus estudios secundarios y la vía más rápida era hacer un curso acelerado, indicó Francisco. "Su sueño era ser abogada", dijo.

Mencionó los pormenores de aquel sábado negro, en que su princesita se convirtió en la carnada de un criminal que, con ánimos de frenar su extradición, cometió un crimen horrendo desde su lugar de reclusión, en la Agrupación Especializada.

"De la comisaría de San Antonio vinieron, llegaron los de la funeraria", refirió Francisco. El hombre, contó que justo en ese momento entabló conversación con "Soledad", la chica que debía ir a la cita con Piloto en lugar de su hija.

"Ella me dijo "yo tenía que irme. Si yo me iba, se iba a salvar tu hija", era la primera vez en mi vida que le veía", expresó Francisco. Los familiares de Lidia aprovecharon para exigir que su muerte no quede en el famoso "opa rei" y que la justicia haga algo para encontrar a los verdaderos culpables.

Informó: Diario Extra

Articulos Relacionados

Comentarios