Hacia arriba y sin parar

Hacia arriba y sin parar

Con goles de Brian Montenegro y Jorge Ortega, Olimpia derrotó 2-0 a Sportivo Luqueño en Para Uno y llegó a los 37 puntos en el Torneo Apertura. El Decano lidera con cuatro unidades de distancia sobre Cerro Porteño a días del superclásico (sábado 17:00).

Cerro Porteño igualó 1-1 con Deportivo Capiatá y quedó a uno de Olimpia, pero se frenó en la pelea por el Torneo Apertura. ¿Por qué? El líder invicto jugaba a segundo turno y, además, cuenta con oro partido a regularizar (ante Deportivo Santaní). En ese entorno, el superclásico está esperando el próximo sábado a las 17:00 en el Defensores del Chaco. Mientras tanto, en Para Uno, el Decano tenía la oportunidad de aumentar a cuatro la diferencia con el Ciclón.

Al igual que Fernando Jubero en Capiatá, Daniel Garnero utilizó un mix entre titulares y suplentes. Después de un comienzo parejo, las mejores chances de la etapa inicial aparecieron en los últimos minutos. A Sportivo Luqueño (mano), primero, como a Olimpia (posición adelantada), segundo, le habían anulado un tanto en la media hora de juego. William Mendieta, quien apareció en el once para sumar ritmo, fue el conductor del local.

El propio Mendieta generó la primera chance clara de gol: tras un centro, el medipunta definió la jugada de chilena, pero Diego Barreto, con un toque de espectacularidad, desvió el balón al tiro de esquina. Un minutos después, el visitante tuvo la opción más cercana al primera del duelo, pero Hernán Rivero, mano a mano con Alfredo Aguilar, empujó el balón con el medio del pie y antes de colocar hacia uno de los ángulos, alejó la pelota de la portería.

La siguiente acción fue nuevamente para el Decano. 60 segundos después de los ocurrido en el área de Aguilar, Brian Montenegro no perdonó como el atacante argentino del Auriazul. El delantero paraguayo recibió un pase de Jorge Ortega de izquierda al medio, dentro del área, y el goleador, ex Talleres de Córdoba, cruzó el tiro al palo más alejado de Diego Barreto, quien achicó el ángulo, pero no evitó que el esférico se dirija a la esquina. Fue el 1-0, merecido, a los 42 minutos.

Con la obligación en el resultado como la de salir de la zona del descenso y aumentar a siete los partidos sin derrotas, el Auriazul buscó el empate, pero quedó desprotegido para las salidas de contra ataque del Franjeado. Una de las posibilidades fue el desborde de Alexis Rojas, quien habilitó a Marcelo Baéz en el área. El lateral gambeteó hacia adentro y sacó un tiro débil que terminó en manos de Aguilar. Otro ataque fue de Blas Armoa, quien pateó afuera estando a mano a mano con el portero. Todo esto ya en la etapa complementaria.

Y como en el primer tiempo, luego de desperdiciar varias situaciones, Sportivo Luqueño sufrió otro gol en contra. Olimpia aceleró y esta vez cambiaron los roles con respecto al 1-0. Asistió Montenegro desde la izquierda hacia el medio y definió Ortega dentro del área a los 67 minutos. Fue el gol para sentenciar el partido y asegurar la distancia a cuatro puntos con Cerro Porteño a días del clásico, que sin dudas podrá definir en gran porcentaje el tricampeonato para los dirigidos por Garnero si logran una victoria el sábado.

Fuente de la Noticia

Comentarios

Articulos Relacionados